La obra abierta de la sostenibilidad

Publicado el lunes, 30 de mayo de 2016

“Nuestra forma de entender e interpretar la sostenibilidad, toma forma y cobra sentido en el hecho que el beneficio es recíproco, tanto para la comunidad y como para la empresa.”

– Paolo Romanacci, jefe HWSB Italia Operación y Mantenimiento EGP

San Pietro d'Orzio, San Pellegrino Terme, Mura y Ceto son cuatro municipios, en las provincias de Bérgamo y Brescia, unidos por la experiencia directa de los proyectos nacidos y desarrollados siguiendo nuestro modelo de Creating Shared Value.

Trabajo, ambiente y territorio

Tenemos 288 pequeñas centrales hidroeléctricas insertadas en centros urbanos y municipios italianos. Son centrales históricas, importantes para la producción de energía limpia y para la historia de las comunidades en las que se encuentran.

La necesidad de modernización e innovación tecnológica se ha convertido en una oportunidad para llevar a cabo proyectos que parten de las actividades en la planta para extenderse al territorio.

“Enel Green Power ha sido capaz de mantener abierto un diálogo de calidad con el territorio y las instituciones, llevando a cabo intervenciones que han cualificado el medio ambiente y la imagen de nuestra ciudad.”

– Vittorio Milesi, Alcalde de San Pellegrino Terme (Italia)

En entornos locales similares, pero también muy diferentes entre sí, establecemos un diálogo permanente con las administraciones públicas y las comunidades para entender las necesidades particulares de la zona.

En los cuatro municipios de Lombardía, nuestro enfoque hacia la sostenibilidad nos ha llevado a imaginar y desarrollar medidas de reestructuración de las plantas que reducen a cero las emisiones y los residuos y utilizan materiales ecológicos.

Nuestro compromiso, compartido con los gobiernos locales y las empresas proveedoras, ha dado lugar a un verdadero modelo de obra sostenible que hoy llevamos a cabo también en el resto del mundo.

Una oportunidad para todos

Para los 789 habitantes de Mura, comunidad de montaña de Valle Sabbia, el lago Bongi representa un destino habitual para la pesca y ocio: nuestra intervención devolvió al agua su previa belleza y más pescados.

Para alcanzar "la amada Val Paghera" - como la llama Marina Lanzetto, alcalde de Ceto - hemos construido junto a la administración municipal un puente provisorio sobre el torrente Palobbia, con el fin de restablecer la viabilidad. Y los habitantes de la ciudad de Brescia han vuelto a pasear en gran número por el bosque de abetos a los pies del Adamello.

En San Pellegrino Terme hemos levantado una planta fotovoltaica para alimentar la obra de reconstrucción de la planta sin producir emisiones. Al final de los trabajos, la hemos donado a la escuela superior local que, de esta manera, se convirtió en un proyecto piloto para la autosuficiencia energética.

Por último, los amantes de la bicicleta y de los paseos ahora pueden costear el río Brembo gracias, también, a nuestra contribución, puesto que hemos colaborado en la construcción del carril bici que pasa por el pueblo de San Pietro d'Orzio.