Energía para todos, verde y digital

Publicado el miércoles, 5 de abril de 2017

“Nos comprometimos para actuar, y cada día de retraso hace más arduo y costoso este proceso. Necesitamos tomar iniciativas y difundir nuestras ideas. Energía sostenible para todos significa dignidad para todos”

– Rachel Kyte, Presidenta de Sustainable Energy for All

Digitalización y renovables, la energía posible

La eficiencia energética brinda una de las mayores oportunidades para garantizar el acceso a la energía fiable, sostenible y equitativa, tanto en los países industrializados como en las economías en rápido crecimiento. El objetivo es de apoyar la transición energética hacia modelos que apuesten por la descarbonización y la eficiencia, reduciendo los derroches e incrementando el uso de fuentes renovables.  

La electrificación, y por consiguiente el empleo de la electricidad como vector privilegiado también en el transporte y en todos los usos finales de la energía, junto con el desarrollo de las renovables y la digitalización de las redes de distribución y las centrales eléctricas, son los ejes de la estrategia de crecimiento de Enel que, desde 2015, asumió un compromiso formal para contribuir a alcanzar el VII objetivo de desarrollo sostenible.

“Hace 6 ó 7 años empezamos a desarrollar nuestro parque de generación de fuentes renovables, invirtiendo en las varias tecnologías, solar, eólica, geotérmica e hidroeléctrica, y evitando recorrer a incentivos y subsidios” explicó Starace en su ponencia en el Foro. “Hoy en día – añadió – nuestra división de renovables cuenta con más de 2.000 MW de nueva capacidad verde al año en todo el mundo. Al mismo tiempo vamos progresivamente reduciendo la cantidad de energía termoeléctrica en nuestra mezcla de generación, que al final de este periodo será totalmente diferente de la actual”.

“Para poder lograr el objetivo de la descarbonización completa de la producción, el factor crucial es la digitalización de la red”

– Francesco Starace, Presidente de Enel

La digitalización favorece una mayor penetración de las energías renovables: redes inteligentes, contadores inteligentes, Big Data, sensores e Internet de las cosas permiten no solamente prever la producción diaria de fuentes como solar y eólica, sino también estimar las necesidades energéticas y equilibrar demanda y oferta.  

Introducir la tecnología digital en la producción de energía y las redes de distribución quiere decir favorecer el desarrollo de las ciudades inteligentes, haciendo más eficiente el uso de la energía en los espacios urbanos y la movilidad eléctrica.

Además, a través de la difusión de los contadores inteligentes y los sistemas de medición y control digital, explicó Starace, el usuario final también se convierte en un factor clave de la eficiencia y la gestión de la energía se hace cada vez más inteligente. De hecho, gracias a los contadores de última generación, es posible activar nuevos servicios y llevar la energía al alcance del cliente que - a través de aplicaciones y dispositivos inteligentes – puede programar y gestionar a distancia los consumos.

El convenio sobre el Acelerador de Electrificación

En el marco del foro de Nueva York, con vistas a apoyar y agilizar el logro del objetivo de desarrollo sostenible n. 7 de la ONU (SDG7), Enel y Sustainable Energy for All de Naciones Unidas firmaron un convenio de cooperación para crear un “Acelerador de electrificación”.

En esta iniciativa, Enel dirigirá un grupo de trabajo para impulsar una electrificación que pueda fomentar el acceso global a servicios energéticos disponibles, fiables y modernos.

Rachel Kyte, Presidenta de Sustainable Energy for All y el Presidente de Enel Francesco Starace

“Enel pondrá su experiencia a disposición del Secretario General de la ONU y SEforALL, dirigiendo el desarrollo de las microrredes, la movilidad sostenible y la digitalización de las redes”

– Francesco Starace, Presidente de Enel

Electrificación: dirigir el acceso a la energía

En este marco – comentó Paul Simons, Director Ejecutivo Adjunto de la Agencia Internacional de la Energía (AIE) al intervenir en el panel ‘Marshalling the Evidence’ – uno de los retos mayores para los gobiernos, las compañías eléctricas y la industria “es la descarbonización de la electricidad”. Hace falta pues apostar por las nuevas tecnologías que pueden equilibrar, facilitar y ampliar el uso de las renovables. Para eso, una condición esencial es la extensión de la eficiencia energética a los transportes, con el fin de reducir las emisiones de fuentes fósiles.  

“La difusión de los coches eléctricos es la clave de la descarbonización del transporte ”

– Paul Simons Director Ejecutivo Adjunto de la Agencia Internacional de la Energía