Fórmula E, la revolución mexicana

Publicado el miércoles, 12 de abril de 2017

“Las ciudades brindarán la mejor oportunidad para mejorar la vida de la gente: el futuro de la humanidad dependerá de nuestra manera de actuar con ellas. Estoy seguro de que las mejores soluciones pasarán por la tecnología”

– Alejandro Agag, Presidente de Fórmula E

En este sentido, la Fórmula E non quiere limitarse a sensibilizar y divertir al público al mismo tiempo, ni a experimentar tecnologías cada vez más avanzadas en un banco de pruebas muy duro (los resultados comienzan a apreciarse, por ejemplo en las baterías de los coches de carrera: hoy los pilotos tienen que cambiar el auto a la mitad de la carrera, mientras que desde el próximo campeonato unos nuevos acumuladores más eficientes permitirán correr el entero gran premio con el mismo coche). A partir de hoy, la FE se plantea impulsar el debate y la circulación de ideas para un futuro sostenible. Para conseguirlo, ha organizado un ciclo de foros sobre las ciudades inteligentes (que se inauguró precisamente en Ciudad de México y continuará con las etapas de Berlín y Montreal) y un programa de aceleración de startups que, con motivo del foro, presentarán los proyectos más originales para mejorar la calidad de la movilidad, y pues también del aire y de la vida en las grandes metrópolis. En cada cita, el proyecto ganador recibirá una financiación de 100 mil dólares.

En el foro de Ciudad de México, los participantes debatieron acerca de los problemas de viabilidad de la capital centroamericana y sus posibles soluciones. Entre los ponentes, cabe señalar a Paolo Romanacci, director del sector de energías renovables de América Central de Enel, que es uno de los principales patrocinadores del campeonato de FE, además de ser el primer proveedor de energías renovables de México, y que precisamente el día antes del foro puso en marcha en el país la construcción de la central de Villanueva, que llegará a ser la planta fotovoltaica más grande del continente americano y, con sus 754 mW, la segunda en el mundo.

Entre otras cosas, Romanacci presentó al público del foro la tecnología V2G, que Enel desarrolló para reducir drásticamente las emisiones contaminantes de los vehículos y, al mismo tiempo, estabilizar la red eléctrica disminuyendo la demanda de energía.

“Esta tecnología es una de las muchas ideas que nos llevarán a realizar la utopía de la ciudad inteligente perfecta que, año tras año, se vuelve cada vez menos visionaria y más concreta, gracias también al extraordinario laboratorio tecnológico que es la Fórmula E para nosotros”

– Paolo Romanacci, director de Energías renovables de América Central de Enel