Seeding Energies, la sostenibilidad de los proveedores

Publicado el jueves, 2 de noviembre de 2017

“Enel funda sus procesos de adquisición en comportamientos precontractuales y contractuales caracterizados por lealtad, transparencia y colaboración recíprocas, con el fin de contar con una cadena de suministro resiliente y responsable”

– Seeding Energies - Balance de sostenibilidad 2016

Proyecto Sustainable Supply Chain

Desde esta óptica, en 2015 Enel puso en marcha el Proyecto Sustainable Supply Chain para una cadena de suministro resiliente y responsable que abarque y atenúe los impactos ambientales y pueda adaptarse a los factores externos que afectan a la cadena del valor.

El proyecto está centrado en tres aspectos fundamentales de la sostenibilidad: medioambiente, seguridad y respeto de los derechos humanos, de acuerdo con los principales estándares internacionales y las mejores prácticas, se determinaron los requisitos con los cuales tienen que cumplir los proveedores.

Promover la cultura de la ética y la responsabilidad

Los proveedores están constantemente controlados por lo que se refiere a salud, seguridad, inclusión y diversidad, protección de la intimidad, pago de las cotizaciones sociales, libertad de asociación, posibles juicios pendientes, políticas éticas etc.

Más en general, Enel pide a sus proveedores que respeten los principios expresados en documentos como el Código Ético, el Plan de Tolerancia Cero contra la Corrupción, el Compliance Program y el Modelo de organización y gestión (relativo a los requisitos establecidos por el D.Lgs. 231/01, con los que Enel cuenta desde 2002 – la primera empresa en Italia), además que a los diez principios del Global Compact.

Para las categorías merceológicas con elevado impacto ambiental (equivalentes al 29% del total de los grupos de mercancías) se requiere además la conformidad ISO 14001 mientras que para los grupos merceológicos que supongan riesgos para la salud y la seguridad, los proveedores se admiten tras un examen cuidadoso de los resultados empresariales en materia de seguridad (p.ej. la certificación OHSAS 18001). Además, en 2016 se llevaron a cabo licitaciones específicas en que se examinaban factores relativos a la sostenibilidad, lo que confirma el compromiso constante de Enel para el logro de los objetivos medioambientales.

“El sistema global de cualificación de proveedores permite un examen cuidadoso de las empresas que se plantean participar en los procedimientos de suministro”

– Seeding Energies - Balance de sostenibilidad 2016

Siempre en 2016, se puso en marcha en el Grupo una nueva forma de comprobar la honorabilidad de los proveedores, con vistas a fomentar el respeto de las reglas y la ética y consolidar el sistema de control a través de una actividad eficaz de lucha contra la corrupción, con especial atención para las actividades consideradas como las más “sensibles”.

Además, Enel promueve la adopción, por parte de los proveedores, de comportamientos responsables en materia de seguridad y sostenibilidad. Por eso, en 2016, organizó eventos como el “Safety Personalized Plan”, dedicado a las empresas adjudicatarias para compartir buenas prácticas en materia de salud y seguridad e iniciativas para promover el PME Integrity Kit (Herramientas de Integridad Empresarial), con el fin de poner en valor el patrimonio de integridad, lealtad y responsabilidad de las pequeñas y medianas empresas italianas.

De la economía lineal a la economía circular

La economía circular es la clave para impulsar una reforma sostenible.

Enel hizo suyo este principio económico que persigue el desarrollo reduciendo el impacto ambiental en el planeta y sus recursos. El sector de Global Procurement hizo frente a este desafío poniendo en marcha el proyecto sobre la “declaración medioambiental de producto (EPD)”, con el fin de cuantificar de forma objetiva los datos relativos al ciclo de vida de los suministros en términos de consumos de agua, emisiones de gas carbónico a la atmósfera, impacto en el suelo etc.

El Proyecto EPD forma parte del amplio programa de Enel para que las obras sostenibles lleguen a ser un modelo para las actividades de construcción y rehabilitación de las instalaciones, donde cada detalle está estudiado para proteger el medioambiente. En una palabra: la sostenibilidad.

El modelo está caracterizado por una fuerte interacción funcional ya desde la fase de Desarrollo Empresarial, cuando al analizar los contextos se plantean acciones de atenuación por implementar en las obras con vistas a maximizar los efectos positivos en los territorios de acuerdo con la lógica de CSV, pues permitiendo que queden satisfechas tanto las exigencias de las obras como las de los contextos en que Enel actúa.

El aprovisionamiento de combustibles

La compra de combustibles, actividad estratégica para el grupo (que supuso unos 4.000 millones de euros en 2016) desempeña un papel importante para garantizar la seguridad y la continuidad de la producción de energía termoeléctrica. Todos los proveedores de Enel, de acuerdo con la política del Grupo, tienen que cumplir con las normas del Código Ético y del Plan de Tolerancia Cero contra la Corrupción, cuyos detalles están precisados en los contratos de compra.

Para las compras en el mercado internacional que necesiten transporte marítimo, también se averigua que los proveedores no estén incluidos en las “listas negras” redactadas por la ONU, la Unión Europea y el OFAC (Office of Foreign Assets Control) de Estados Unidos: se trata de listas de individuos y organizaciones relacionados con asociaciones terroristas u organizaciones que sean objeto de sanciones económicas y financieras por parte de la Unión Europea o de Estados Unidos por delitos de terrorismo o narcotráfico.