¿La electricidad sostenible? Un derecho de todos

Publicado el jueves, 22 de marzo de 2018

“Poder garantizar el acceso global a la energía es la única manera de integrar comunidades lejanas en las economías emergentes de todo el mundo. Una solución posible, es a través de las redes eléctricas centralizadas para las zonas urbanas. Pero para garantizar el acceso a la energía a dos tercios de la población rural mundial en un futuro cercano, son necesarias las redes descentralizadas. Por ello es importante diversificar las soluciones para poder satisfacer la necesidad energética de los países en vías de desarrollo”

– Antonio Cammisecra, Administrador Delegado de Enel Green Power

Crear nuevas colaboraciones

Para un pleno desarrollo de las soluciones descentralizadas es necesario superar varias dificultades de origen normativo, de mercado y técnico (costes, logística difícil, mano de obra poco calificada).

Y es por esto que resulta útil la realización de eventos como el de Catania. Porque además, luego de la conferencia inicial se realizaron, durante toda la jornada, varias disertaciones dedicadas a las estrategias de inversión y financiación, en las cuales participaron representantes de instituciones financieras para el desarrollo y del sector privado: uno de los objetivos fundamentales de ARE es crear redes de colaboraciones públicas, privadas y mixtas.

“La edición de este año del foro ARE representa también una oportunidad para que los inversores, desarrolladores de proyectos y stakeholder puedan descubrir algo más sobre futuros esquemas de apoyo, productos innovadores y nuevos modelos de negocios que aceleren la electrificación rural y que promuevan el progreso del mercado de las energías renovables descentralizadas”

– Marcus Wiemann, Director Ejecutivo de ARE

El 16 de marzo los participantes del foro visitaron la fábrica 3SUN, donde ese mismo día fue presentado el primer panel fotovoltaico bifacial que permite capturar la radiación solar también desde la superficie posterior. Por lo tanto, al despedirse de Catania, los participantes se llevaron un recuerdo de excelencia tecnológica y un mensaje de optimismo para el futuro.