El camino hacia la nueva energía pasa por el almacenamiento

Publicado el jueves, 21 de junio de 2018

“Gracias a la tecnología de acumulación energética de batería stand-alone podemos proporcionar servicios de equilibrio de la red y por lo tanto podemos contribuir a aumentar la fiabilidad y la estabilidad de la red mejorando la seguridad del abastecimiento de energía y la calidad del servicio”

– David Post, Responsable Business Development de Generatión Térmica de Enel

Nuestro almacenamiento se utilizará para proporcionar servicios de equilibrio de la red al operador de la red eléctrica británica National Grid, con un contrato de respuesta de frecuencia mejorada (“Enhanced Frequency Response” EFR) de cuatro años, tras los que participará en licitaciones para la adjudicación de servicios de envío y remuneración de la capacidad.

… y por el medioambiente

Mejorar la estabilidad de la red es una exigencia aún más necesaria en esta fase de gran difusión de las fuentes renovables, como el sol y el viento, que generan electricidad de forma intermitente, con momentos en los que la producción excede las necesidades y otros en los que es insuficiente. Un sistema de almacenamiento puede ser útil en este tipo de situaciones almacenando electricidad en los momentos de picos de producción y devolviéndola a la red en función de las exigencias. Y desde este punto de vista las baterías de iones de litio son una de las tecnologías más eficientes a escala industrial.

Según Enrico Viale, Director  de la División Global de Generación Térmica de Enel, “la puesta en marcha de Tynemouth, pone de manifiesto las grandes posibilidades que ofrece esta prometedora solución frente a los retos de la transición energética. Los sistemas de acumulación de baterías brindan soluciones para servicios rápidos y flexibles que aseguran la estabilidad de los sistemas eléctricos y, si se combinan con las plantas ya existentes, impulsan la optimización de las prestaciones y un incremento de la flexibilidad de las mismas”.

Una red gestionada de forma más equilibrada significa, por lo tanto, una mejor calidad del servicio al cliente así como mayores oportunidades para los operadores de las energías limpias. La acumulación de baterías concierne a cuatro de los 17 objetivos de desarrollo sostenible (Sustainable Development Goals – SDG) de la ONU: el número 7 (Energía limpia y asequible), el número 9 (Innovación e infraestructuras), el número 11 (Ciudades y comunidades sostenibles) y el número 13 (Lucha contra el cambio climático). El mercado del almacenamiento está en fuerte crecimiento desde hace algunos años y en un futuro se prevé que aumente de forma aún más rápida. También por eso, nosotros desde Enel consideramos el almacenamiento como uno de nuestros activos básicos, por el cual somos unas de las empresas líderes a nivel mundial.

El almacenamiento a trescientos sesenta grados

Tynemouth es solo uno de nuestros proyectos de almacenamiento de baterías, para los que tenemos en fase de desarrollo plantas por una capacidad total de 750 MW, a nivel global, tanto en modo stand-alone como en asociación con centrales eléctricas.

“Esperamos que Tynemouth represente el primero de un grupo de proyectos que queremos llevar a cabo en los próximos años en otros territorios en los que trabajamos, como España, Italia, Estados Unidos y América Latina”, explica David Post.

El próximo proyecto se llevará a cabo en la central eléctrica de Almería, en España, y con sus 20 MW/11,7 MWh será el mayor del país.

En lo que se refiere a los almacenamientos stand-alone, algunos se encuentran en fase de desarrollo en Estados Unidos, con un total de proyectos ya contratados de 88 MW y otros en fase de desarrollo avanzado.

“El mercado de los sistemas de acumulación energética de baterías a escala comercial pone de manifiesto un gran potencial de desarrollo que Enel quiere aprovechar desarrollando una cartera de proyectos de este tipo en los países más prometedores para este sector”

– Enrico Viale, Director División Global de Generatión Térmica de Enel

Sin embargo, en nuestro Grupo la innovación también mira hacia otros horizontes, tanto tecnológicos como geográficos. En 2015 realizamos una planta de almacenamiento de 300 KW integrada con la central eléctrica de Ventotene como primer caso de utilización industrial de baterías asociadas a plantas de generación. Estamos trabajando en sistemas de almacenamiento vinculados a parques eólicos, como el de 2 MW de Potenza Pietragalla, en Italia. Además, en Etiopía, estamos desarrollando un sistema de almacenamiento asociado a una central fotovoltaica que suministra energía al hospital de Wolisso, garantizando un abastecimiento de electricidad seguro en un país donde los cortes de electricidad son muy frecuentes.

Otras pequeñas plantas basadas en baterías de litio son las que integramos en nuestras microrredes eléctricas, como por ejemplo en Costa Rica, donde una microrred local se alimenta a través de un parque fotovoltaico; muy parecido es el caso de Ollagüe, en Chile, con la diferencia de que en este caso el almacenamiento es híbrido (en parte de litio y en parte de hidrógeno). Un proyecto similar desarrollado en un contexto totalmente diferente es la microrred que alimenta el Marcus Garvey Village, un complejo residencial multifamiliar en Nueva York.

Por último, una microrred con almacenamiento es la que montamos en los circuitos del Campeonato ABB FIA de Fórmula E, la competición automovilística de monoplazas eléctricos de la que Enel es Official partner. Este también es un símbolo de la transición energética: si en la generación el carbón está dejando su lugar a las energías renovables, en el transporte también se pasará poco a poco del petróleo a la electricidad, y el almacenamiento será cada vez más importante.