Escuela-trabajo, Enel modelo europeo

Publicado el jueves, 28 de junio de 2018

“Este proyecto es uno de los modos para que nuevas generaciones se inicien en el trabajo. Ahora ampliaremos nuestro programa diversificándolo, aumentando la base numérica y extendiéndolo geográficamente hacia otros países en los que el Grupo está presente. Además, daremos de modo constructivo nuestro feedback al Ministerio porque el mundo laboral está cambiando rápidamente por el impulso de la digitalización y es importante adecuarse”

– Francesco Starace, Consejero Delegado y Director General de Enel

“Todo comenzó desde el proyecto de Enel”, confirmó Maria Assunta Palermo, Directora General del Ministerio de la instrucción, la universidad y la investigación científica, al referirse al protocolo de acuerdo firmado en julio de 2014 por MIUR, Enel y las Regiones interesadas. “Actualmente se han sumado dos Regiones más al programa, Piamonte y Emilia-Romaña, y la experiencia con Enel ha sido replicada con pequeñas y medianas empresas presentes en aquellos territorios donde la red productiva está menos desarrollada”.

Filippo Contino, Responsable de relaciones industriales de Enel, fue quien se ocupó de hablar sobre el modelo Enel. “En 2014, podíamos ser considerados pioneros porque en ese momento no existía una normativa. En nuestro ADN la formación siempre ha sido importante y hemos estado históricamente comprometidos a transmitir a los jóvenes nuestras habilidades para mantenerlas en el tiempo”. 

Nuestro modelo dual comprende 36 meses de formación, articulados en dos fases. La primera, de 23 meses, es para el aprendizaje del primer nivel con el fin de obtener el diploma de instrucción secundaria superior: se realiza durante los dos últimos años del instituto técnico con orientación electrónica y electrotécnica. La segunda fase, es de 13 meses y consiste en una formación de segundo nivel para la obtención de la cualificación profesional de “electricista de base”: en esta etapa, el aprendiz está presente a tiempo completo en la empresa en la que realizará una formación interna de 120 horas.

Concretamente, el modelo Enel permite la anticipación del ingreso al trabajo desde el periodo escolar, la adquisición al finalizar la escuela de las competencias “soft” esenciales para el mundo laboral (team working, problem solving, etc.) y la apertura de un diálogo entre empresa y escuela sobre la “curvatura de los programas” y un contacto directo con la innovación tecnológica. 

“Ha sido una hermosa experiencia también en lo humano, - cuenta Contino – los tutores que hemos formado se han entusiasmado: el intercambio con jóvenes destacados e innovadores que tenían la misma edad que sus hijos, los enriqueció a todos”.

Además, los 138 aprendices admitidos para dar el examen estatal, obtuvieron su diploma y 136 de ellos fueron considerados adecuados para continuar la relación laboral en Enel. Además, los resultados de los exámenes de selectividad superaron las expectativas: el 65% de los aprendices tuvieron una calificación superior a 80/100.

Marianne Thyssen, Comisaria europea de Empleo y Asuntos Sociales, en un video mensaje enviado a los participantes del evento romano, habló de la formación como experiencia “win-win”, útil para los jóvenes que entran al mundo laboral y para que las empresas sigan siendo competitivas. Después de haber elogiado a Enel por sus “excelentes sistemas de formación innovadora”, Thyssen dio cita a todos para el mes de noviembre en Viena, donde se festejarán los cinco años de la Alianza y se presentarán nuevos servicios de apoyo a la formación “demand-driven”, más cercanos a las exigencias de aquellas empresas relacionadas con la transformación digital.

Según Pierangelo Albini, Responsable del departamento de Trabajo y Asuntos Sociales de Confindustria, el modelo Enel representa “un ejemplo de la magnitud del saber hacer, en un país que necesita devolver dignidad al saber hacer”.

Según João Santos, Deputy Head developments on apprenticeships de la Comisión Europea, nuestro Grupo “ha entendido antes que los demás” que ya ha finalizado la época en la que era necesario esperar a que el sistema educativo se adaptase: hoy los cambios son rápidos, es necesario anticiparlos, los sistemas de los veintiocho países de la Unión son diferentes entre sí y es muy difícil unificarlos. El próximo paso de la UE será la ampliación del programa Erasmus para prácticas profesionales en el extranjero con Erasmus Pro, duplicando la financiación hasta llegar a los 30mil millones de euros y extendiéndolo a 2 millones de jóvenes al año (actualmente son 650mil). ¿La formación profesional? Con los datos en mano funciona, según Santos: la desocupación juvenil europea descendió del 24% en 2013 al 15% en 2018, aunque en Grecia, Italia y España el porcentaje es aún preocupante ya que llega al 30%.

“Los aprendices de Enel representan, desgraciadamente, la minoría de una minoría – es la amarga consideración de Antonio Ranieri, investigador de Cedefop – porque todavía no existe en Italia una real formación para profesionales, está fragmentada y es incompleta, pero Enel ha indicado un camino”. Lisa Rustico, investigadora de European Centre for the Development of Vocational Training, dice que “la formación profesional fue introducida en las escuelas en 2003 pero antes de Enel, prácticamente no había sido aún aplicada”.

Formación profesional Enel: what next?

“What next?” fue la pregunta que hizo Francesca Di Carlo, Directora de Recursos Humanos y Organización de nuestro Grupo. “Nos preguntamos qué podíamos hacer para que el programa de formación profesional evolucionara hacia nuevas competencias digitales y hacia la economía del dato: en la actualidad, quien sabe leer un dato también es capaz de tomar decisiones y la diferencia entre saber y hacer es cada vez menor”.

“Hemos pedido ayuda al Politécnico de Turín y puesto en marcha un programa experimental que va más allá de la formación tradicional, con 40 jóvenes de dos escuelas del norte de Italia, para poder llenar la brecha existente entre la escuela y la universidad”

– Francesca Di Carlo, Directora de Recursos Humanos y Organización de Enel

La conferencia de Roma ha sido también la ocasión para comparar el modelo de Enel con el de otras empresas, algunas de las cuales entraron formalmente en EAfA el 21 de junio, con una ceremonia para celebrar la firma. Como por ejemplo el Grupo de Seguros Allianz, confirmando que la formación también se relaciona con el mundo de los servicios. Las otras empresas que ingresaron son: Ankara Chambers of Industry, Czech Chamber of Commerce, Connect Trade Union, University of Strathclyde, FORMA.zione, Scuola Centrale Formazione, Uniser Social Cooperative, Electricity Supply Board Networks y UGT Spain.

Giacomo Piantoni de Nestlé, habló de la importancia de involucrar a otras empresas para unir las fuerzas y compartir las best practice, mientras que Filippo Di Gregorio de Dallara, contó la creación de un curso universitario entre ateneos de Emilia-Romaña para formar a los ingenieros de los motores del futuro.

“La formación no representa solamente una manera para ayudar a los jóvenes a entrar en el ámbito laboral, sino también para prepararse a la vida: no estudian solamente para encontrar un empleo, también se enriquecen y mejoran”

– Carlo Tamburi, Director Italia de Enel