Bienvenidos a Enel: la formación de los nuevos empleados

Publicado el viernes, 12 de julio de 2019

Los jóvenes pudieron visitar las salas de control de la sede de Roma y el Centro de formación operativa de L’Aquila. También visitaron el museo MAXXI y participaron de un concierto. Según Silvia Valsecchi, Head of People Empowering Training y coordinadora de la organización, todas estas oportunidades fueron un aporte para construir el sentido de inclusión. Sobre todo porque el objetivo del evento fue dar la posibilidad de conocer la empresa pero también de conocerse entre sí, compartir experiencias personales y puntos de vista, pasar momentos placenteros para recordar y crear red.

El proceso de formación ahora continuará en cada una de las realidades locales por un tiempo de seis meses y, al finalizar este período, los 70 participantes se volverán a reunir – esta vez virtualmente – para trabajar nuevamente juntos.

Entusiasmo y espíritu de grupo

La sensación de los participantes fue la misma que la de los organizadores: para todos, el aspecto fundamental fue el de haber conocido personas nuevas de todo el mundo. “Una oportunidad que no sucede a menudo”, comentaron muchos. Compañeros de trabajo de países lejanos, pero también del mismo país o hasta de la misma ciudad, se encontraron por primera vez.

Aquellos que hasta ahora habían trabajado solamente en su propio país, tuvieron una visión global del Grupo cuando visitaron la sede central; otros comprendieron mejor algunos aspectos, por ejemplo financieros, de los cuales no eran expertos; para otros, fue significativo ver a los top managers, de quienes conocían solamente el nombre. Todos apreciaron el lenguaje único que el Grupo utilizó para dirigirse a personas provenientes de contextos tan diferentes y esta fue la señal de que el objetivo de uniformar la formación fue alcanzado y recibido por todos los interesados.

La organización del evento y su inspiración inclusiva también fueron apreciados por todos: “Elegí trabajar en Enel por el prestigio que tiene la empresa, pero el motivo principal por el cual me quedo es por la acogida que he recibido”, cuenta una recién contratada. Y su frase final despertaría felicidad a cualquier organización: “No hay nada más bello para una joven que sentir que la empresa invierte en ti mismo, también en términos de tiempo”.