Energía limpia más allá de las renovables

Publicado el viernes, 19 de febrero de 2016

“Nuestras plantas de fuentes renovables producen energía limpia. Su mayor impacto ambiental se produce en la fase de construcción, por lo que nos estamos concentrando en la creación e implementación de obras sostenibles”

– Antonella Santilli, Responsable de Sostenibilidad de Enel Green Power

Atención a los mínimos detalles

Gracias a nuestros años de experiencia en la construcción y reestructuración de plantas, hoy reunimos en un único modelo operativo la preservación del medio ambiente, la utilización racional de los recursos, el cuidado de la salud del personal y la población local y la protección de la flora y la fauna.

Después de los primeros proyectos piloto que se pusieron en marcha en Italia, hemos comenzado a extender con éxito este modelo a todos los países en los que estamos presentes y construimos plantas.

Las medidas de atención y precaución aplicadas a aire, agua, suelo y residuos comprenden hasta el más mínimo detalle de la actividad de la obra y conforman el baremo de buenas prácticas que se aplica.

En nuestras “obras sostenibles” realizamos centrales defuentes renovables para alimentar la actividad de la obra y compensamos las emisiones de CO2 de los vehículos y los equipos de combustión; utilizamos barnices y pavimentos ecológicamente sostenibles, aceites biodegradables, materiales reciclables, sistemas de lavado y reciclaje de hormigón, abrasivos vegetales para el chorreado y productos de kilómetro cero o de cadena corta.

“Las obras sostenibles conjugan la preservación del medio ambiente, el uso razonable de los recursos, el cuidado de la salud del personal y la población local y la protección de la flora y la fauna”

Protección de la biodiversidad

Hemos llevado a cabo 129 proyectos de protección de la biodiversidad en los entornos en los que se instalan nuestras plantas, para lo que hemos invertido 21 millones de euros en iniciativas ya completadas y en curso en Europa, América Latina, Estados Unidos y Rusia.

La protección de la biodiversidad es uno de nuestros objetivos estratégicos. Nos hemos dotado de una política específica que es el referente para todas nuestras actividades en el campo de la generación, la transmisión y la distribución de energía eléctrica.

Las directrices que hemos definido a nivel mundial buscan contribuir a los objetivos del Convenio de las Naciones Unidas sobre la Diversidad Biológica, siguiendo el Plan Estratégico para la Diversidad Biológica 2011-2020 y los 20 objetivos relacionados, compartidos por la comunidad internacional y que entraron en vigor en 2014.

“Hemos llevado a cabo 129 proyectos de protección de la biodiversidad en los entornos en los que se crean nuestras plantas, para lo que hemos invertido 21 millones de euros”