La innovación que llega del cielo

Publicado el viernes, 20 de mayo de 2016

“Empezamos a usar los aviones no tripulados en Italia y España, y hoy nuestros drones vuelan en los Estados Unidos, Rusia y América Latina.”

Los aviones no tripulados introducen mejoras sustanciales en nuestras actividades industriales, y son también una herramienta innovadora en los proyectos para la protección de la biodiversidad, como en el caso del programa de protección del lince ibérico en Andalucía (España)

Los drones "verdi" hacen brillar el sol

Gracias a los drones podemos volar sobre nuestros campos solares realizando actividades que se suelen llamar diagnósticas que controlan el estado de los paneles y su rendimiento.

Equipando a los drones con cámaras de alta resolución e instrumentos de termografía con infrarrojos se hacen controles de las plantas fotovoltaicas con mayor rapidez y eficiencia.

“En Deruta (Italia) nuestros aviones no tripulados han patrullado en menos de una hora cerca de 10 mil paneles solares instalados en 4 hectáreas de terreno”

Volar sobre un campo solar significa reducir exponencialmente la duración de las actividades de monitoreo de plantas, que de otra manera serían llevadas a cabo desde el suelo con una mayor inversión de tiempo y recursos

Mayor seguridad y eficacia

Los aviones no tripulados vuelan fácilmente en lugares y ambientes que hasta ahora sólo podían ser alcanzados físicamente por nuestros técnicos.

La observación de las calderas y chimeneas en las centrales térmicas, paneles solares o turbinas eólicas situadas en alturas o presas y embalses hidroeléctricos siempre ha requerido la intervención humana.

Los aviones no tripulados sustituyen a través de técnicos en tareas de supervisión complejas y reducen al mínimo los riesgos para las personas rientra que aumentan la seguridad

Despegar con las startups

Los aviones no tripulados son una oportunidad para recorrer el camino de la innovación abierta. Entre las startups que colaboran con nosotros varias desarrollan proyectos para utilizar los aviones no tripulados en el sector energético.

En las actividades para el control de las líneas de energía, las plantas de generación de energía tradicionales y las renovables nos basamos en la experiencia y soluciones innovadoras de empresas especializadas en el uso de drones.

La eficacia de nuestra flota de aviones no tripulados está creciendo gracias al software, sensores y sistemas desarrollados por startups, makers y empresas 2.0 con las que trabajamos cada vez más frecuentemente, siguiendo nuestra estrategia Open Power.