Horizonte África

Publicado el martes, 30 de mayo de 2017

“Los gobiernos africanos comprenderán que las energías renovables son más fáciles de implementar, menos caras y pueden satisfacer las exigencias de la población”

– Francesco Starace, Consejero Delegado de Enel

Las energías renovables también presentan ventajas significativas al favorecer el crecimiento socioeconómico a través de la creación de empleo, la reducción de la pobreza y el nacimiento de nuevas empresas. Un conjunto de proyectos a larga escala, soluciones descentralizadas y mejoras de la red representan la mejor estrategia para asegurar el acceso universal a servicios energéticos limpios, accesibles y fiables y para poner los cimientos de un crecimiento sostenible en África.

“Toda África puede llegar a ser verde si llevamos al continente electricidad renovable, a través de una estrategia fundada en dos ejes: innovación y sostenibilidad”

– Antonio Cammisecra, Presidente de RES4MED y Director de Energías Renovables Globales de Enel

Innovación para un continente dinámico

Para llevar a África nuevas tecnologías verdes, hace falta invertir el paradigma tradicional del desarrollo de los sistemas energéticos, integrando ya desde la fase de diseño herramientas de innovación y sostenibilidad y procurando comprender las necesidades efectivas de las personas.

Tecnologías como minirredes, sistemas independientes de la red, redes inteligentes para zonas urbanas y suburbanas son algunas de las tecnologías que, junto al desarrollo del sector de las renovables, pueden impulsar el nacimiento de cooperaciones comerciales a lo largo de todas la cadena de valor.

“Tenemos que plantearnos nuevos modelos de negocios para los países emergentes, en los que el factor clave es la innovación; sin embargo cada uno tiene que seguir su proprio camino, porque la libertad es el motor de la innovación y, por consiguiente, del progreso (no considerado solamente como desarrollo económico)”

– Ernesto Ciorra, Director de Innovación y Sostenibilidad de Enel

E-Solutions, el negocio nace de la innovación

La evolución tecnológica brinda infinitas oportunidades de crecimiento, pero hay que adaptarla a los contextos en los que va a utilizarse, para identificar los posibles nuevos usos de la energía. A partir de esta reflexión Enel decidió llevar a cabo una nueva unidad de su empresa, la Global E-Solutions, para capitalizar la transformación de la industria energética y satisfacer las exigencias de nuestros clientes globales, explorando las oportunidades que brindan las nuevas tecnologías, desarrollando nuevos productos basados en las necesidades de nuestros consumidores y clientes en todo el mundo.

Y por supuesto esto también en África. Una realidad que vive un crecimiento dinámico, con una generación de jóvenes nacidos en la era digital y capaz de plantear nuevos modelos de desarrollo, también para el sector energético

“La tecnología por sí misma no es suficiente para innovar. Tenemos que ayudar a las comunidades con las que trabajamos para que encuentren su propio camino hacia el crecimiento. Es preciso fomentar de varias maneras el desarrollo, la energía sola no puede cambiar el mundo”

– Francesco Venturini, Director de Global E-Solutions Enel

Innovación, desarrollo social, formación de competencias. Nuestra empresa actúa en varias regiones de África a través de su división de Renovables, de los países del Norte como Marruecos y Argelia, a Zambia y Sudáfrica, donde contamos con 522 MW de capacidad renovable instalada. Junto al desarrollo de centrales verdes, trabajamos con las comunidades para formar mano de obra local y fomentamos el desarrollo con proyectos como Liter of Light y MothersToMothers en Sudáfrica; además, colaboramos con ONGs como Emergency en Uganda, donde estamos llevando a cabo una instalación fotovoltaica para un hospital pediátrico.

Desarrollar las potencialidades del capital humano, comprender las reales necesidades de la población, integrar innovación y sostenibilidad en los planes de desarrollo de los sistemas energéticos en los países emergentes, representan un paso importante para llevar energía y crecimiento sostenible en África. Una historia aún por escribir, que sin embargo puede convertirse en realidad. Como dijo Nelson Mandela: “Siempre parece imposible hasta que se hace”.