Documento de síntesis: los temas en el centro de la estrategia

El camino hacia el “Cero Neto” ya está en marcha a nivel mundial y los procesos de descarbonización y electrificación de la economía global son cruciales para evitar las graves consecuencias de un aumento de las temperaturas de más de 1,5°C. Los clientes participarán activamente y serán los beneficiarios principales de este proceso. La próxima década será fundamental para conseguir los objetivos establecidos en 2015 en el Acuerdo de París, con intervenciones cada vez más frecuentes a favor de la electrificación, a través de la cual los clientes convierten gradualmente su consumo energético en consumo eléctrico, con mejoras a nivel de compra, eficiencia, emisiones y estabilidad de precios. 

 

Hacia 2030

Las décadas futuras verán una revolución en el mundo de la energía que necesitará inversiones sin precedentes a nivel global. Gracias a su liderazgo en el sector, Enel cuenta con una excelente posición para capturar el valor resultante de la aceleración de la transición energética, movilizando inversiones propias y de terceros por un total de 210 000 millones de euros de aquí a 2030.

Unos 160 000 millones de euros serán invertidos por el Grupo a través del modelo de negocio tradicional Ownership, y 10 000 millones más a través del modelo Stewardship –con el cual las inversiones son catalizadas a través de negocios conjuntos y cooperaciones para maximizar el valor del know-how a través de la oferta de servicios– con otros 40 000 millones de euros movilizados por este a través de terceros.

 

El crecimiento de las energías renovables

Para 2030, el Grupo plantea alcanzar su capacidad total procedente de fuentes renovables llegando a unos 154 GW de capacidad instalada (triplicando su cartera de 2020), con un incremento de casi 105 GW de capacidad. 

Gracias al compromiso con la descarbonización, a finales de la década el Grupo reducirá hasta un 80% las emisiones directas de CO2 con respecto a 2017; objetivo certificado por SBTi (Science-Based Targets initiative) en línea con el escenario de 1,5° (el objetivo más desafiante hasta la fecha).

 

Infraestructuras y redes: 86 millones de clientes en 2030

A finales de 2030, se plantea aumentar en 12 millones la base de clientes de la red para llegar a 86 millones (respecto a los 74 millones actuales) y promover la electrificación del consumo energético, aumentando casi un 30% los volúmenes de electricidad vendida y centrándose, al mismo tiempo, en el desarrollo de nuevos servicios, como la movilidad eléctrica o el almacenamiento, incluso en colaboración con socios. La finalidad es reforzar la posición del Grupo como operador global en términos de dimensión, calidad, eficiencia y resiliencia.

 

El Cliente en el centro

Otro objetivo será el de hacer crecer el customer value a través del incremento del nivel de electrificación del consumo y la consiguiente mejora de los servicios ofrecidos. 

El Grupo desempeñará el rol de habilitador en el proceso de electrificación, acelerando el recorrido de los clientes hacia la sostenibilidad y la eficiencia energética.

El aumento de los volúmenes de electricidad vendida y el crecimiento de los servicios beyond commodity irán acompañados por una disminución general de los costes. En concreto, se prevé que la acción comercial del Grupo llevará a una reducción de hasta el 40% del gasto energético de los clientes; al mismo tiempo, la electrificación de los consumos y la descarbonización del mix energético, llevarán a una reducción de hasta el 80% de su huella de carbono1 de aquí a 2030.

 

Creación de valor a lo largo de toda la cadena

En línea con la estrategia que posiciona al cliente en el centro, el Grupo está creando una nueva línea de negocio, Global Customers, que se encargará de definir la estrategia comercial y de dirigir la asignación de capital hacia las exigencias de los clientes, aprovechando la electrificación y alcanzando, simultáneamente, excelentes niveles de servicios.

La nueva estrategia apostará por la simplificación, centrándose más en los países llamados “Tier 1” (aquellos en los que Enel cuenta con una presencia integrada o potencialmente integrada: Italia, España, Rumanía, Estados Unidos, Brasil, Chile, Colombia, Perú) y a una continua optimización del perfil riesgo-rendimiento mediante la rotación de activos orientada al desmantelamiento de activos que ya no son funcionales a la estrategia del Grupo y a operaciones de fusión y adquisición dirigidas a mejorar el posicionamiento, adquirir competencias o generar sinergias.

 

Objetivos “Cero Neto” anticipados

La Estrategia del Grupo y su posicionamiento previsto para 2030, permiten anticipar 10 años el compromiso “Cero Neto”, de 2050 a 2040, tanto para las emisiones directas como indirectas, sin tener que recurrir a tecnologías para eliminar el CO2 o a soluciones naturales (como por ejemplo plantar árboles). 

A nivel global, el Grupo planea abandonar la generación basada en carbón para 2027 y la basada en gas para 2040, sustituyendo las centrales termoeléctricas con nueva capacidad renovable y aprovechando la hibridación de las energías renovables con soluciones de acumulación. Además, se prevé que antes de 2040 la electricidad vendida será totalmente producida por fuentes renovables y que el Grupo saldrá del negocio de venta minorista de gas.

 

El plan 2022-2024

En los próximos tres años, Enel se posicionará en el marco de los objetivos establecidos para 2030.

Se prevé invertir directamente un total de casi 45 000 millones de euros en el periodo 2022-2024, con un incremento del 12% en comparación con el Plan anterior.

En este trienio, el Grupo plantea invertir unos 43 000 millones de euros a través del modelo de negocio de Ownership, alineado en un 94% con los Objetivos de Desarrollo Sostenible de las Naciones Unidas. 

En el mismo periodo, una inversión de casi 2000 millones de euros se efectuará según el modelo de negocio de Stewardship, gracias a aportes de capital y adquisiciones de participaciones minoritarias, movilizando al mismo tiempo otros 8000 millones de euros de inversiones procedentes de terceros. 

Del total de las inversiones del Grupo previstas para 2022-2024, se estima que unos 19 000 millones de euros se destinarán a las energías renovables, sobre todo en países donde el Grupo se beneficia con un negocio integrado con los clientes finales.

La capacidad renovable total del Grupo aumentará a 77 GW de los 54 GW estimados para finales de 2021. Por consiguiente, se prevé que en 2024 la producción con cero emisiones alcance el 77% del total y que, en el mismo periodo, las emisiones de CO2 se reduzcan en más del 35% con respecto a 2021, acercando el Grupo al logro de sus objetivos “Cero Neto” en los plazos previstos.

Unos 18 000 millones de euros se destinarán a Infrestructuras y Redes, con un aumento del 12% con respecto al Plan anterior, principalmente como resultado de una mayor inversión en Europa que, se espera, haga aumentar también las oportunidades creadas por los Planes Nacionales de Recuperación y Resiliencia (PNRR) lanzados en la UE.

 

Aumento de ingresos y ventas

Gracias al nuevo modelo centrado en los clientes, se supone que el margen integrado en los Países Tier 1 crezca 1,6 veces para 2024 en comparación con 2021. Se estima que, en los próximos tres años, los ingresos por clientes aumenten un 26% y las ventas de electricidad un 25%. Esto estará acompañado por una disminución de casi un 15% en el coste total de la energía vendida con respecto a 2021, que también es el resultado de una reducción de un 23% del coste promedio de producción de la energía. 

La gestión de los activos servirá para completar el proceso de simplificación y poner a disposición recursos que se utilizarán para aprovechar nuevas oportunidades de crecimiento. Se estima que estas intervenciones produzcan un incremento de los beneficios de 300 millones de euros cuando estén en pleno funcionamiento. 

 

EBITDA, beneficios y dividendos

Crecimiento del beneficio neto
2021 E 2022 2023 2024
EBITDA ordinario (€ mil millones)
18,7-19,3 19,0-19,6 20,0-20,6 21,0-21,6
Beneficio neto (€ mil millones)
5,4-5,6 5,6-5,8 6,1-6,3 6,7-6,9
Creación de valor
DPS implícito(€/acción)
0,38
0,40
0,43
0,43

A nivel del Grupo, se estima que el EBITDA ordinario aumente un 12%, de 18 700 millones / 19 300 millones de euros estimados para 2021, a 21 000 millones / 21 600 millones de euros en 2024. 

Se prevé que el Beneficio neto ordinario aumente en más del 20%, de 5400 / 5600 millones de euros estimados en 2021, a un valor comprendido entre 6700 y 6900 millones de euros en 2024.

La política de dividendos para el mismo periodo continúa siendo simple, predecible y atractiva. Se prevé que los accionistas reciban un dividendo fijo por acción (“DPS”) que se estima que aumente un 13% de 2021 a 2024, hasta alcanzar 0,43 euros/por acción.

1 Reducción de la compra energética y de la huella de carbono calculadas con respecto a 2020 sobre la base de la cartera de clientes de Enel en Italia y España.

Documentos

Plan Estratégico 2022-2024

PDF (5.13MB) Descargar

Anexos Plan Estratégico 2022-2024

XLSX (1.77MB) Descargar