La protección de la biodiversidad es uno de los valores más importantes para medir la sostenibilidad de una empresa. Preservación de los ecosistemas y las especies significa respeto de la vida, del patrimonio natural del planeta, de los lugares y símbolos de la comunidad.

En 2015, Enel ha adoptado una política sobre la biodiversidad que integra los principios ya establecidos en su política medioambiental.

El compromiso de Enel a la biodiversidad se basa en la realización de más de 140 proyectos en 16 países.
Son iniciativas llevadas a cabo en proximidad de las plantas (térmicas, renovables red eléctrica), con características comunes y diferencias que dependen de la tecnología y el tamaño de las plantas.

Para las grandes plantas de energía termoeléctrica llevamos a cabo, durante su funcionamiento y en relación con las emisiones atmosféricas y descargas, programas de seguimiento prolongados sobre el equilibrio y el estado de los ecosistemas (flora, fauna, y medios marinos y acuáticos).

La red eléctrica es frecuentemente afectada por proyectos para la conservación de aves y murciélagos a través de la prevención del peligro de electrocución en las líneas, la implementación de medidas de seguridad de las líneas de cable e instalación de medios de comunicación, cuando las cerchas son uno de los lugares privilegiados de los pájaros para anidar (como para las cigüeñas).

En las plantas hidroeléctricas nuestros proyectos tienen el objetivo de mantener la riqueza y vitalidad de los ecosistemas fluviales, e incluyen estudios para la caracterización del flujo vital mínimo, la creación de escaleras y elevaciones para la población no sedentaria de peces, el cultivo de peces y repoblación del mantenimiento de las especies nativas.

En los parques eólicos se lleva a cabo un monitoreo constante de la avifauna en la etapa de ante y post-operam. Además, puesto que estos sistemas suelen estar en los entornos de las praderas, promovemos acciones para salvaguardar la fauna que habita en las áreas circundantes y transita a través de éstas.

Junto a los proyectos, Enel lleva a cabo una serie de actividades que integran la protección ambiental con la educación ambiental, las intervenciones para un disfrute pleno de los oasis y las reservas que rodean a las plantas y una serie de acciones para mejorar los proyectos terminados que se han vuelto parte de la relación simbiótica que se crea entre las obras y el territorio.

Un ejemplo es la planta termoeléctrica de ciclo combinado de Priolo Gargallo, que con el retorno de las aguas de refrigeración, alimenta las salinas cercanas en periodos secos (reservas naturales Saline Priolo, Siracusa), contribuyendo al mantenimiento de una de las zonas salobres más ricas de aves en Italia.

Los proyectos de Enel en el mundo

Datos de mapas
Datos de mapas ©2016 Google, INEGI
Datos de mapasDatos de mapas ©2016 Google, INEGI
Datos de mapas ©2016 Google, INEGI
PDF (0.27MB)DOWNLOAD