La política de Biodiversidad

La política de Enel en favor de la biodiversidad ha sido desarrollada para contribuir a los objetivos de la Convención de las Naciones Unidas sobre la Diversidad Biológica (CDB), el Plan para la Biodiversidad 2011-2020 y las Metas de Aichi asociadas. En particular, nuestra empresa se compromete a:

  • planificar las actividades que puedan interferir con las especies y los hábitats naturales, respetando el principio de la jerarquía de la mitigación (evitar y prevenir la ocurrencia de impactos negativos sobre la biodiversidad, de manera secundaria, cuando los impactos no se puedan evitar, reducir su efecto y, por último, compensar los impactos negativos residuales;
  • en el caso de impactos residuales, actuar obras de compensación respetando el principio de 'ninguna pérdida neta' de la biodiversidad (no net loss) y, en su caso, con un saldo neto positivo;
  • para cada nueva planta, realizar Estudios de Impacto Ambiental que proporcionen una evaluación de los efectos sobre los biotopos, sobre las especies animales y vegetales con el fin de evitar operar en zonas de alto valor natural, también previendo la adopción de las mejores soluciones para contener los efectos sobre la biodiversidad;
  • colaborar con comunidades locales, centros de investigación y grupos ecologistas y del territorio para identificar los valores de la biodiversidad y desarrollar estudios y proyectos para la protección y mejora, monitorear la eficacia de las medidas adoptadas para proteger y conservar la biodiversidad;
  • presentar regularmente informes sobre su actuación en relación con la biodiversidad.