El nuevo Plan Estratégico 2018-2020, presentado a los mercados financieros y a los medios de comunicación el 21 de noviembre de 2017, confirma los principios fundamentales de la estrategia del Grupo Enel, con una nueva evolución y aceleración.

La digitalización y la atención al cliente, introducidas en 2017, siguen siendo habilitadores clave de la estrategia. La atención del Grupo al cliente se beneficia de un importante impulso con la presentación de la nueva Global Business Line e-Solutions

El plan estratégico está estructurado para fortalecer aún más la capacidad del Grupo para generar una remuneración atractiva para los accionistas y crear valor sostenible a largo plazo para todas las partes interesadas.

En cuanto a los factores habilitantes, el Grupo prevé las siguientes acciones estratégicas:

1.La digitalización: inversión de 5,3 mil millones de euros (un aumento de 600 millones de euros respecto al plan anterior) para digitalizar bienes, actividades y procesos, y mejorar la conectividad del Grupo Enel, con el objetivo de generar un incremento acumulado del EBITDA de 1.900 millones de euros entre 2018 y 2020 (un aumento de 300 millones de euros en comparación con el plan anterior).

2. Atención al cliente: objetivo de 3.300 millones de euros de EBITDA en 2020, de los cuales 2.900 millones del sector minorista de electricidad y gas y 400 millones de euros de e-Solutions, que apalancará 67 millones de clientes finales y cerca de 35 millones de clientes en el mercado no regulado de electricidad y gas en 2020. La línea de negocio e-Solutions operará en el mercado en 2018 con el nuevo brand Enel X.

3. Eficiencia operativa: un objetivo de ahorro de 1.200 millones de euros en términos reales en 2020 en comparación con 2017, de los cuales 500 millones resultan de las inversiones en digitalización.

4. Crecimiento industrial: reasignación de capital hacia economías maduras, principalmente en los sectores de Redes y Renovables, concentrando alrededor del 80% de la inversión en crecimiento en Italia, la Península Ibérica y América del Norte y Central.

5. Simplificación del Grupo y gestión activa de la cartera: sigue la simplificación de los bienes de propiedad de las filiales y la racionalización de las compañías operativas en América del Sur. Mayor enfoque en las adquisiciones de accionistas minoritarios con aumento del objetivo de inversión total de 2.800 millones de euros en el período 2017-2020. Permanece la posibilidad de recomprar acciones propias por un valor de hasta 2000 millones de euros antes de noviembre de 2018.

6. Remuneración de los accionistas: confirma el pago del 70% sobre los ingresos netos ordinarios del Grupo a partir del año fiscal 2018. Dividendo mínimo de 0,28 euros por acción con referencia a los resultados del año fiscal 2018, un aumento del 33% en comparación con el dividendo mínimo garantizado en 2017.

El avance del plan estratégico ha permitido al Grupo confirmar totalmente la guidance financiera para 2017 y superar el dividendo mínimo por acción garantizado para ese año fiscal, a pesar de un entorno más competitivo que el previsto en el plan anterior.

La sostenibilidad de la estrategia también se ve confirmada por el rápido progreso realizado en términos de contribución del Grupo para alcanzar los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible (SDGs) de la ONU.

Para más información, haga clic aquí.