Con Coelce en Brasil la energía es solidar

Publicado el lunes, 11 enero 2016

La Conferencia de las Naciones Unidas sobre el cambio climático (COP21) que se concluyó hace poco en París difundió a nivel mundial un mensaje claro: el futuro de la Tierra depende también de la manera en que las personas sabrán producir y utilizar la energía,  elemento fundamental para la vida del planeta.

Energía con cero emisiones para limitar el calentamiento global,  pues, pero también energía como motor de desarrollo de los pueblos, para ayudar a las comunidades más desfavorecidas. Es la filosofía que desde hace años aplican Enel y las subsidiarias del Grupo en los varios países en los que operan.

2015 ha sido un año basado en la solidaridad para Coelce, empresa de distribución brasilera del grupo Enel, que ya se había adjudicado en 2014 el primer lugar en Responsabilidad Social en el Premio Abradee. En particular, en el mes de diciembre las actividades en este sector han sido de lo más variadas.

El 5 de diciembre se celebró en todo el  mundo la Jornada Internacional del Voluntariado, con un gran número de actividades en el sector social actuadas por ciudadanos e impresas. Coelce ha participado con su programa de voluntariado “Rede do Bem”, lanzado en 2012, que colabora con los varios proyectos sociales que se realizan en las áreas en las que opera.

Perfecto ejemplo de combinación entre responsabilidad social de empresa y uso eficiente de la energía es Troca Eficiente, el programa de Coelce que consiste en remplazar viejos artefactos eléctricos  (en particular heladeras) con modelos más eficientes para familias con bajos ingresos. Para anotarse en el programa los usuarios deben haber pagado la última boleta eléctrica, ser beneficiarios de la tarifa Energy Social y poseer una vieja heladera para canjear. El mes pasado la empresa entregó 90 nuevos artefactos de bajo consumo energético en la ciudad de Ibaretama.

En el estado de Ceará, Coelce ha instalado paneles fotovoltaicos en los techos de tres edificios escolásticos, que de tal manera serán alimentados con energía de cero emisiones. La electricidad generada por los paneles podrá cubrir, dependiendo de las condiciones meteorológicas, del 30 al 90 por ciento del consumo de energía de las escuelas. La iniciativa hace parte del programa “Luces para Aprender”, una colaboración entre Enel Brasil y la Organización de los Estados hispano-americanos para la educación, la ciencia y la cultura (IEC).

También en Ceará, durante las fiestas de fin de año,  Coelce ha inaugurado el más grande árbol de Navidad del estado, también el más grande abeto decorado con encajes de Brasil, para promover la artesanía local. Alto 60 metros, el árbol ha sido iluminado por 5.100 lámparas LED donadas por Coelce, que garantizan un ahorro energético de hasta 80 por ciento. La instalación ha sido realizada por “Energia Social”, un programa que promueve el desarrollo de eventos culturales.

De acuerdo con la filosofía del Grupo Enel, Coelce otorga gran importancia a la capacitación de los jóvenes. Más de 4.900 estudiantes de Coelce Digital, originarios de las ciudades  de Fortaleza y Caucaia, festejaron su diploma universitario en la sede de la empresa. Los cursos universitarios fueron organizados por el Committee for the Democratization of Information Technology (CDI), una organización social que apunta a la tecnología como instrumento de transformación social.

Por último, también el mes pasado, Coelce ha contribuido a la capacitación de 43 neo-electricistas en el estado de Ceará. Los nuevos profesionales atendieron cursos de 450 horas y recibieron los diplomas de capacitación en la sede de Coelce. Para 2017, la empresa tiene intención de capacitar 700 nuevos electricistas que entrarán en el mercado laboral.