Fotovoltaico y Mini-Grid, Energía para África

Publicado el jueves, 14 enero 2016

África subsahariana tiene gran necesidad de energía. En esta zona vive 13 por ciento de los habitantes del mundo, de los cuales más de la mitad (más de 600 millones de personas) no tiene acceso a la electricidad. Según el informe Powering Africa de McKinsey, sólo siete países a sur del Sahara (Camerún, Costa de Marfil, Gabón, Ghana, Namibia, Senegal y Sudáfrica) tienen índices de acceso a la  electricidad superiores a 50 por ciento, mientras que en el resto de la región la tasa promedio es de sólo el 20 por ciento.

La falta de acceso a la electricidad obstaculiza el crecimiento económico y genera problemas de sostenibilidad, lo que obliga a las comunidades a utilizar fuentes de energía contaminantes también para la cocción de alimentos. Una cuestión que ha estado en la cima de la agenda en la Expo Milán 2015. Aquí, por primera vez en la historia de la Expo, África ha sido protagonista gracias a una amplia representación de  países (casi 30 por ciento del total de participantes) y la capacidad de contar, a través de la comida y las tradiciones alimentares, la vitalidad de una multitud de realidades listas para afrontar el reto del crecimiento sostenible, de los alimentos hasta la energía.

Hoy en día el conjunto de África subsahariana utiliza menos energía que Brasil, pero las estimaciones de McKinsey predicen que para el 2040 el consumo de electricidad llegará a 1.600 TWh, equivalente a cuatro veces el consumo de energía de 2010 en América Latina y la India.

Para acompañar el desarrollo y garantizar un crecimiento sostenible de la demanda de energía en un área tan importante, el Grupo Enel, a través de su filial Enel Green Power, está desarrollando varios proyectos en el África subsahariana y en particular en Kenia. El objetivo es trasplantar directamente en estas realidades innovación y beneficios de la energía renovable.

En esta dirección se mueve la colaboración con la empresa estadounidense Powerhive Inc, que prevé, en el curso de 2016, inversiones de alrededor de 12 millones de dólares, de los cuales el 93 por ciento financiado por Enel Green Power y el 7 por ciento por Powerhive. Objetivo: construir y operar en 100 aldeas de Kenia mini-grids, pequeñas  redes de distribución de electricidad, alimentadas por energía renovable.

El proyecto, desarrollado con Powerhive, consiste en una cartera de mini-redes solares con una capacidad total instalada de 1 MW, que se aplicará en los condados Kisii y Nyamira, en el oeste de Kenia. Esta tecnología aportará energía "de emisión cero" y "distancia cero" a 20 mil familias, pequeñas empresas, escuelas y centros de atención sanitaria, aportando energía y conectando a la red casi 90.000 personas. La integración de los sistemas de mini-redes con sistemas de almacenamiento de energía ayudará a equilibrar la oferta y la demanda, a fin de reducir la volatilidad y compensar los cambios de cargo del cliente, así como las fluctuaciones impredecibles en la producción de energía, típicas de la generación a partir de fuentes renovables.

Con el fin de llevar la electricidad y generar valor compartido en las comunidades en las que operamos, y en línea con nuestro compromiso con los objetivos de desarrollo sostenible de las Naciones Unidas, como Grupo estamos implementando una vasta estrategia de electrificación fuera de la red que contempla varios proyectos en África, en América Latina y Asia.

Permaneciendo en el continente africano, últimamente hemos activado la cooperación con la ONG Eléctrico sin Fronteras,organización sin fines de lucro formada principalmente por voluntarios del sector eléctrico, con el objetivo de apoyar iniciativas de desarrollo, emergencia y post-emergencia para las comunidades en zonas rurales y pobres. El primer proyecto previsto se llevará a cabo la próxima primavera y afectará a dos aldeas de la sierra norte de Nairobi habitadas por el pueblo Masai, siempre en Kenia. Aquí, la electricidad se proporcionará a través de la instalación de paneles solares, con la creación de pequeños sistemas autónomos de alumbrado público LED, puntos de carga para teléfonos móviles y baterías. Además, se distribuirán bombillas de bajo consumo.

En octubre hemos presentado, en el marco de la Expo 2015, la segunda fase del proyecto Powering Education. La iniciativa nos ve, con Enel Green Power y Fundación Enel, junto a  la empresa social Givewatts y Global Shapers Community del World Economic Forum, para distribuir (a través de las escuelas y otras instituciones) lámparas de energía solar a cientos de estudiante en edad escolar. Lámparas eficientes que, remplazando el queroseno, permiten que los niños estudien también después del anochecer y que sus familias reduzcan costos y contaminación. Hasta el momento, gracias a Powering Education han sido distribuidas más de 1.100 lámparas solares en 70 aldeas rurales no atendidas por las redes de distribución, proporcionando acceso a la electricidad de forma sostenible y segura a más de 5.500 personas.