Acceso a la electricidad para todos, compromiso "verde" de la industria europea

Publicado el viernes, 26 febrero 2016

Cerrar la brecha que todavía impide que más de mil millones de personas usen la electricidad no sólo es posible, sino que es un objetivo alcanzable, también promoviendo un enfoque ecológico y sostenible para la energía.

La gran ventaja de la experiencia desarrollada por la industria en el sector eléctrico europeo consiste en la capacidad de transferir a las comunidades rurales y remotas herramientas y tecnologías para producir electricidad de forma sostenible y con un impacto reducido sobre el medio ambiente.

Este fue el tema en el centro del evento promovido el 25 de febrero en Bruselas por Eurelectric, titulado The role of the European power sector in the advancement of sustainable and climate resilient development. La asociación, que agrupa a las mayores empresas eléctricas del viejo continente, ha reiterado de esta manera su compromiso con respecto a los 17objetivos de la Agenda  sobre el desarrollo sostenible para el milenio, a los que se comprometieron lo 193 países de la ONU. Uno de los objetivos definidos por las Naciones Unidas es "garantizar que todos tengan acceso seguro, sostenible y con costes adecuados a una energía eléctrica innovadora".

De hecho, la electricidad representa una condición previa para el desarrollo económico. Por lo tanto sirven medidas urgentes para garantizar la independencia energética y la seguridad en los países vulnerables, proporciona al mismo tiempo las tecnologías más innovadoras para producir electricidad con bajas emisiones de CO2. Sólo de esta manera será posible responder a la creciente demanda de electricidad y continuar la lucha contra el cambio climático, según lo solicitado por los resultados de la conferencia COP21 en París en diciembre.

Enel, como miembro de Eurelectric, participó al evento llevando la experiencia desarrollada a lo largo de los años y sus propias líneas guías para una estrategia de crecimiento basada en la creación de valor compartido en todas las áreas en las que opera.


Maria Cristina Papetti, Jefa de Sustainability Projects and Practice Sharing, que fue una de los protagonistas del panel Challenges and Opportunities for the European Power Sector and its Customers, explicó lo que estamos haciendo para garantizar el acceso a la electricidad. Desde el cambio de perspectiva en el que el Grupo Enel ha decidido basar el desarrollo y crecimiento de su negocio, hoy cada vez más ajustado al concepto de Creación de Valor Compartido (CSV). Esto significa, explicó Papetti, ser competitivos, mantenerse en el negocio y tener una visión de largo plazo. Una visión que, además de la sostenibilidad también se basa en la búsqueda de soluciones innovadoras y tecnologías verdes para volver la producción y distribución de energía simple y respetuosa del medio ambiente. Debido a este cambio de perspectiva, recordó Papetti, "hemos sido incluido en la lista de Fortune entre las empresas que pueden cambiar el mundo".

Cambiar el mundo quiere decir desarrollar iniciativas para llevar la tecnología limpia de las micro redes y la energía renovable a zonas remotas del mundo. Todo esto capacitando directamente los recursos locales para que puedan usarlas. A continuación Papetti hizo un resumen de los compromisos que hemos tomado tanto en la lucha contra el cambio climático, poniéndonos el objetivo de convertirnos en empresa carbon neutral para el año 2050, como en términos de acceso a la energía para todos.

Entre los principales proyectos mencionados, los desarrollados en América Latina: como la colaboración con la ONG india Barefoot Collage para electrificar con paneles solares pequeñas aldeas en Perú, Ecuador, Colombia, México, El Salvador, Guatemala, Brasil, Chile, Panamá, formando "ingenieras solares" capaces de volver confiable el suministro. O el proyecto Ollague en Chile que nos está permitiendo testar soluciones híbridas innovadoras (solar, eólica, de almacenamiento) y llevar la electricidad y el desarrollo a una realidad aislada en el desierto de Atacama.

También iniciativas de formación para desarrollar la cultura de la eficiencia energética y la reutilización y el reciclado de materiales, en Brasil. Mientras que con el proyecto Liter Of Light, realizado en colaboración con la organización del mismo nombre, nuestro objetivo es garantizar el acceso a agua limpia y electricidad de bajo precio en diferentes comunidades rurales, especialmente en África y América Latina, fomentando también el desarrollo de micro empresas y la mejora de la salud y la seguridad de las personas. Además, proyectos para apoyar el desarrollo económico y social, como el de la comunidad de San Juan de Marcona, en Perú, con la realización de un sistema híbrido off-grid (solar, mini-eólica y generador diesel), necesario para alimentar una planta para secar y pre-tratar las algas y la construcción de una piscifactoría, aumentando los ingresos de la zona.

Todas intervenciones, reiteró Papetti, que se basan en la continua integración entre sostenibilidad e innovación, entendida esta última como facilitador y acelerador para llevar no sólo la electricidad a todos, sino también electricidad renovable y respetuosa del medio ambiente.