Open Innovation sin fronteras

Publicado el viernes, 12 febrero 2016

Un tiempo la innovación nacía y se desarrollaba casi exclusivamente dentro de las grandes organizaciones. En la era de la tecnología digital ya no existe este mundo oligopólico. Los productores de conocimiento se han multiplicado: por lo tanto, tratar de gestionar de forma autónoma el proceso que lleva al mercado un nuevo producto o servicio podría ser complicado. Y en algunos casos inútil.
De hecho, para hacer innovación en el mercado global de hoy en día es necesario mirar también fuera de su empresa, estableciendo alianzas estratégicas para desarrollar innovaciones necesarias para satisfacer las nuevas necesidades de los clientes. Por esta razón, Enel ha adoptado el modelo de la Open Innovation, un paradigma de abertura de 360 grados, que abarca desde start-ups a grandes empresas, universidades y centros de investigación, incluso proyectos de innovadores individuales. No importa el tamaño de la organización con la que se trabaja: sólo cuenta la calidad de los proyectos propuestos.
Con esto en mente, hemos construido un ecosistema de fondos de capital riesgo, universidades, aceleradores, otras empresas e instituciones, en el que las start-ups encuentran todo lo que necesita para crecer y convertirse en casos de éxito, mediante la integración de sus proyectos en nuestras actividades comerciales e industriales. El objetivo es crear una verdadera "fábrica de innovación" que fomente un intercambio entre el interior y el exterior para el beneficio de las empresas y la comunidad.
Así que decidimos iniciar un programa de aceleración para start-ups en Israel, un país con tal concentración de empresas innovadoras que se enorgullece de tener su propia versión de Silicon Valley, llamado "Silicon Wadi". En la incubadora, que tendrá su sede en Tel Aviv, serán elegidas cada año un máximo de ocho start-ups que se beneficiarán de un suporte tecnológico a su medida, con una duración de 6 meses.
La iniciativa se anunció en Londres durante nuestro Start Up Day, una reunión des start-ups y fondos de capital riesgo, celebrada en las oficinas de " We Work", el espacio de co-working más grande de Europa. A la reunión asistieron, entre otros, Karim El Malki (CEO y fundador Athonet Smartgrid), Easwaran Navaratnam (Socio Director y Cofundador de 01 Ventures,) y Alisée de Tonnac (Fundador SeedStar World). Entre los principales temas de debate big data, mantenimiento predictivo, Internet de las cosas, estadísticas y tecnología limpia.
"Hoy en día trabajamos con start-ups en Londres, Madrid, Roma, Río y en todos los países en los que operamos, y ahora también en Israel. Los innovadores no están sólo dentro de Enel. La empresa debe percibirse como un innovadora, interesante, pero es muy importante involucrar en nuestras actividades personas que no trabajan para nosotros", dijo el director de Innovación y Sostenibilidad Enel Ernesto Ciorra al margen del evento de Londres.
La nueva incubadora seleccionará las start-ups a través de convocatoria abierta. Los proyectos más interesantes tendrán a disposición los laboratorios Enel, nuestros mejores expertos y customer base de más de 60 millones de clientes. De esta manera vamos a establecer una presencia en uno de los ecosistemas de innovación más desarrollados del mundo, aprovechando la red de fondos de capital de riesgo, las universidades y la cooperación con la Oficina del “Chief Scientist” en el Ministerio de Economía de Israel.
El programa de aceleración de Israel replica el modelo que ya se puso en marcha con las iniciativas Energy Start en América Latina e INCENSe, promovida por la Comisión Europea, gracias a la cual 42 start-ups europeas e israelíes recibirán hasta 150.000 euros de fondos para el desarrollo de sus proyectos.