Cars change their paradigm: from means of transport to two-wheel battery

Publicado el martes, 19 abril 2016

El reto de la amplia movilidad eléctrica en Europa depende de la creación de una infraestructura de carga fácil de usar. De hecho, construir una vasta red para el suministro rápido y flexible de todos los tipos de correo de e-Cars en el mercado, es crucial para crear un nuevo modelo de transporte público y privado, más sostenible "desde el surtidor hasta el escape".


Este fue el tema central de la segunda International Conference on e-Mobility Charging Infrastructures in Europe 2020, que tuvo lugar el 17 y 18 de abril en Berlín, y que contó con la participación de representantes de todas las partes implicadas: las instituciones europeas y nacionales y grandes empresas de automoción y de energía.

Enel contribuyó al debate con discursos de Ernesto Ciorra, Director de Innovación y Sostenibilidad del Grupo y Federico Caleno Jefe de Nuevas Tecnologías e IyN Global, unidad de Innovación Tecnología de red, protagonistas de un panel cuyo título es por lo menos curioso y perturbador: Destroying paradigms of a car: using open innovation to become a platypus (destruir el paradigma del coche: utilizar la innovación abierta para convertirse en un ornitorrinco).

Lo que une a este mamífero tan particular con la innovación y los autos eléctricos lo explicó Ciorra hablando de nuestra visón Open Power en materia de innovación: "El ornitorrinco es un animal que rompe el molde, sale de los paradigmas, es un caso de evolución y adaptación. Ser una empresa ornitorrinco, portarse como un ornitorrinco, quiere decir estar listos para responder a los retos que se plantean, evolucionando y cambiando constantemente".

Así que la clave para introducir un nuevo modelo de movilidad en Europa es de proponer soluciones innovadoras y compartidas, capaces de afrontar el reto de reducir las emisiones y contribuir a la lucha contra el cambio climático. Pero para el e-coche, el camino hacia la afirmación de la especie recién está comenzando. "Efectivamente, si el mercado va a alcanzar su plena madurez dentro de 5 o 10 años, las condiciones para que sea sostenible se construyen hoy en día, a partir de las mejoras tecnológicas necesarias. Estos incluyen la disponibilidad de la infraestructura de recarga en el largo plazo, la mejora de la capacidad de las baterías y el coste por kWh. Todos parámetros clave para mejorar el coste total de gestión (TCO) de los vehículos eléctricos, que hoy en día es el verdadero obstáculo para su propagación".

A continuación Ciorra analizó la importancia de encontrar soluciones innovadoras para responder a más problemas juntos: "La movilidad eléctrica es, sin duda, una oportunidad de negocio multidisciplinar que debe llevarse a cabo teniendo en cuenta las opiniones de los diferentes sectores implicados, desde la automoción al IT. Un enfoque multidisciplinario para la que han de suportarse formas de colaboración para la creación de empresas innovadoras centradas en la movilidad eléctrica, grandes empresas de automoción,  como ya estamos haciendo con Nissan, fabricantes de baterías, así como los proyectos de cooperación financiados por la UE" .

"El concepto de Open Innovation es la capacidad de sacar el máximo provecho de la cadena de suministro, combinada con la disminución de costes de patentes respecto al pasado, son los factores que estimularán la competencia, promoviendo mejoras tecnológicas y un replanteamiento de los modelos de negocio de los operadores tradicionales del sector". Es en este contexto que Enel se está moviendo para funcionar como un hub, fomentando el desarrollo de nuevas soluciones para acelerar este proceso.


Para hacer un balance sobre la mezcla de soluciones para la movilidad eléctrica puestas en marcha por Enel, Federico Caleno luego recordó que, en pocos años, hemos sido capaces de desarrollar tecnologías de vanguardia para simplificar y volver flexibles los sistemas capaces de llenar el tanque de electricidad. También fuimos los primeros, explicó, que desarrollamos el sistema V2G-Vehicle-to-Grid, hoy a punto de ser lanzados en el mercado global y para el que se espera una versión 2.0 en el curso de 2017. Se trata de una solución que permitirá que los coches eléctricos se conviertan en verdaderas “centrales móviles“, con la posibilidad de utilizar, acumular y volver a inyectar en la red la electricidad de una manera muy sencilla, aprovechando las nuevas tecnologías para la gestión bidireccional de la carga, presentes a bordo y en los puntos de recarga. Con este sistema, el coche va a funcionar como un dispositivo de almacenamiento, por ejemplo puede recargarse cuando la producción de energía a partir de fuentes renovables es muy alta y la misma energía puede ser devuelta a la red cuando la propia red fuera a solicitarlo por razones de equilibrio.  El modelo, de acuerdo con las estimaciones actuales, podría dar lugar a un beneficio de alrededor de €1.400  por año por cada vehículo, así como a una reducción casi total de las emisiones en la atmósfera.

Diferentes tecnologías, de las redes eléctricas a los autos. Pare un futuro cada vez más sostenibile, posible y abierto.