La Europa de hoy y mañana

Publicado el martes, 13 septiembre 2016

Enel y Ambrosetti evidencian en un estudio los factores necesarios para la reanudación del crecimiento y la inversión en el continente.

El futuro de la inversión en Europa está contenido en cuatro conceptos clave: claridad en las estrategias de inversión, coherencia y armonización de las reglas del mercado, cooperación entre el sector público y privado, flexibilidad acerca de las necesidades de los Estados miembros. Es la fotografía del sector económico del Viejo Continente tomada por The European House – Ambrosetti (TEH–A) y Enel en el estudio "Fortalecer la capacidad de inversión en Europa: propuestas de políticas para impulsar la inversión en Europa y el papel del sector de la energía y de la digitalización". El documento subraya que la Unión Europea se confirma el principal hub de inversión global gracias a la amplitud del mercado, la seguridad geopolítica, una base institucional sólida y un nivel excelente de tecnología e investigación.

Sin embargo, las consecuencias de la crisis económica, la elevada fragmentación entre los estados la UE y las posibles consecuencias del Brexit representan fuentes potenciales de inestabilidad. Para evitar este riesgo e impulsar la inversión, el informe identifica una serie de prioridades: garantizar un entorno normativo más estable y acelerar el proceso de realización del mercado interior europeo, mejorar las infraestructuras existentes y construir otras nuevas, apuntar hacia tecnologías innovadoras y sostenibles, apoyar la industria de las redes y dar nuevo impulso a la cooperación entre los Estados miembros. Por eso las denominadas industrias de red - energía, transporte, ICT - son factores que habilitan la competitividad, el crecimiento y el empleo.

Para el CEO de Enel Francesco Starace, Europa debe enfrentar a un duro desafío para asegurar el continuo crecimiento económico y sostenible, en el que las inversiones van a jugar un papel central. "Enel, como líder en la industria de las empresas de utilidad globales, está a la vanguardia en el proceso de cambio profundo que el sector está atravesando. Por lo tanto, reconocemos la importancia de las políticas que responden eficazmente a los avances tecnológicos rápidos y de modelos que promuevan la innovación como base para un escenario de inversión macro-económico estimulante", dijo nuestro CEO. "Un marco jurídico y regulatorio claro, estable, transparente y con visión de futuro es crucial. Esto es especialmente cierto en Europa, donde los avances tecnológicos y la dinámica del mercado ofrecen oportunidades únicas, no sólo en el sector de la energía, sino en toda la economía".

Starace ha profundizado este y otros temas en una entrevista con CNBC, uno de los principales canales internacionales dedicados a los acontecimientos actuales en el campo financiero y económico. En particular, el consejero delegado señaló que el proceso dedescarbonización de la industria, patrocinado por la COP21 de París (la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático), es una gran oportunidad para el crecimiento de los servicios públicos. Por esto, nuestra compañía ha anunciado su intención de alcanzar para 2050 el objetivo de la neutralidad de carbono, la eliminación total de las emisiones de CO2 en todas las actividades de producción.