La fuerza de la diversidad

Publicado el martes, 6 septiembre 2016

Las empresas peruanas del Grupo Enel apoyan #Niunamenos, movimiento sudamericano contra el feminicidio, con una campaña que combate los abusos contra las mujeres y la discriminación en el lugar de trabajo.

El papel de la mujer en el trabajo y el valor de la diversidad es un patrimonio clave para cualquier empresa. En la visión de Enel la dignidad de las personas, de los derechos y la igualdad de oportunidades se unen con el modelo de negocio y los desafíos planteados por los nuevos escenarios del sector de la energía. Para ello, la compañía ha promovido desde hace algún tiempo una serie de iniciativas para valorizar la diversidad, no sólo de género, sino también de edad, de cultura y de habilidades.

En América del Sur EdelnorEdegelEEPSA Enel Green Power, las empresas peruanas del Grupo, salieron a las calles al lado de las mujeres para apoyar #Niunamenos, un movimiento contra el feminicidio nacido en Argentina y activo en muchos países de América Latina. Las iniciativas de apoyo hacia #Niunamenos incluyen un video realizado por los empleados de Enel Perú y difundido a través de los canales sociales, cuyo objetivo es hacer reflexionar sobre los comportamientos hacia las mujeres, los abusos en todos los niveles y luchar contra la discriminación en el lugar de trabajo.

La adopción de políticas de atención y protección de la diversidad de Edelnor y Edegel fue premiada en 2015 por el Ministerio peruano para la Igualdad de Oportunidades (Ministerio de la Mujer y Poblaciones Vulnerables). Según el Country Manager Perú de Enel Carlos Temboury el reconocimiento del ministerio, más que un mérito "constituye un compromiso concreto para continuar promoviendo la igualdad de género en nuestra organización, así como la reducción de la violencia contra las mujeres. Nuestra identidad cultural se basa en la integración y reconoce y valora las diferencias individuales. Hay una manera de salir de la violencia de género y depende de todos nosotros".

Nuestro Grupo desde 2004 forma parte del Pacto Mundial de las Naciones Unidas, la organización constituida por las mejores cincuenta empresas del mundo que aplican principios éticos en relación con la protección de los derechos humanos, de los trabajadores y del medio ambiente y la lucha contra la corrupción. De hecho, la presidenta Patrizia Grieco ha declarado en repetidas ocasiones que una empresa multinacional como Enel debe contribuir "a promover el respeto de la dignidad de las personas, la protección de la diversidad y el rechazo de cualquier forma de violencia. Erradicar los comportamientos que son la base de la violencia contra las mujeres requiere un cambio profundo y una supervisión constante contra el abuso".

Justo en el ámbito de las Naciones Unidas, hemos adherido a los siete principios del Women's Empowerment Principles, centrados en la promoción de la mujer en los negocios, y a la iniciativa Orange Days con el lanzamiento de Enel Orange Days, encuentros mensuales sobre temas de diversidad con análisis y campañas de comunicación en todos los países en los que operamos.