Formula E, en Marrakech se hace historia

Publicado el jueves, 10 noviembre 2016

La segunda competición del campeonato de Fórmula E se disputa en Marrakech el 12 de noviembre, fecha destinada a entrar en la historia del mundo de los motores. Efectivamente, por primera vez se corre en el circuito de una ciudad del norte de África, un paso importante para un continente en rápida evolución.

En las mismas fechas (7-18 de noviembre) la ciudad imperial de Marruecos acoge también la conferencia de la Onu sobre el cambio climático (COP22) de la que saldrá la hoja de ruta para el futuro sostenible del planeta.

Tras la primera carrera en Hong Kong el pasado 9 de octubre, en la clasificación del campeonato mundial de Fórmula E se encuentra en el primer puesto el suizo Sébastien Buemi con el monoplaza eléctrico Renault e.dams, seguido por el brasileño Lucas Di Grassi de la escudería Abt Schaeffler Audi Sport y el alemán Nick Heidfeld de Mahindra racing. El favorito en Marrakech será una vez más Buemi, que el año pasado se coronó campeón con sólo dos puntos de ventaja sobre Di Grassi, después de tres victorias cada uno en 10 carreras y un desempate de infarto en Londres.

Esta temporada, que finalizará el 30 de julio de 2017 en Montreal, se presenta aún más incierta y excitante gracias a los cinco nuevos ePrix urbanos incluidos por primera vez en el calendario: Hong Kong, Bruselas, Nueva York, Montreal y Marrakech.

 

La pista, el "Circuit International Automobile Moulay El Hassan", se encuentra cerca del pintoresco casco antiguo de Marrakech, al sur de los Jardins de l'Adgal. Mide 2,97 km y cuenta con un trazado en forma de mariposa, con tres rectas de mediana longitud y doce curvas.

Desde este año, Enel es Official Power Partner de Fórmula E. También en Marrakech realizaremos una smart city "de carrera" y sostenible al convertir la competición de los monoplazas en un laboratorio con las tecnologías más innovadoras para la movilidad eléctrica. También a través de la Fórmula E, las smart grids (redes inteligentes) demuestran su versatilidad para satisfacer las nuevas necesidades de la sociedad y se confirman como una herramienta clave de la estrategia de Enel para el desarrollo sostenible.

Las smart grids contribuyen efectivamente a la protección del medio ambiente permitiendo una distribución de energía más eficiente, integrando y almacenando la producción de las fuentes renovables. Además, las redes inteligentes hacen las ciudades más vivibles, como lo demuestran las 67 aplicaciones tecnológicas desarrolladas en el marco del proyecto europeo de investigación GRID4EU, coordinado por Enel.

Enel y la Fórmula E despliegan en Visa eSports Arena de Marrakech el primer simulador de carreras alimentado por energía solar. El área de juego se aprovisiona con la energía verde de Enel, producida in loco a través de una planta solar de 5kWp conectada a un paquete de baterías de litio que asegura autonomía energética a toda la arena. Para hacerse una idea, la batería desarrollada por Enel en el ePrix de Marrakech sería capaz de cubrir las necesidades energéticas de un hogar durante 5 días consecutivos. La creación de un simulador de carreras carbon free, los contadores inteligentes, la producción de energía a partir de fuentes renovables y las tecnologías de carga y almacenamiento forman parte del compromiso de Enel en conducir el avance tecnológico de los coches eléctricos.

Durante la semana del Gran Premio, Enel participa también en otros importantes eventos organizados en Marrakech en el marco de la conferencia sobre el cambio climático, empezando por la mesa redonda del 15 de noviembre sobre diversificación económica y desarrollo sostenible. Contemporáneamente, en el pabellón Ieta, Enel Foundation participa en el debate sobre el cambio de las fuentes energéticas no renovables a las fuentes renovables, mientras que al día siguiente enciende los focos sobre el tema crucial de las infraestructuras a la hora de llevar a cabo los acuerdos de París sobre el clima. Finalmente, Enel Green Power participa con Wind Europe, asociación europea de empresarios eólicos, en una reunión que se celebrará en el pabellón de la Unión Europea para debatir acerca de inversiones energéticas en los mercados emergentes, uno de los cuales es precisamente el país anfitrión de la conferencia sobre el clima.