Apiacás, una cascada de energía

Publicado el viernes, 25 noviembre 2016

Cerca de la "espesa selva" que da nombre al estado brasileño de Mato Grosso, el municipio de Alta Floresta está listo para hacer el lleno de energía con cero emisiones gracias a Enel. Nuestra compañía ha abierto recientemente en la zona el parque hidroeléctrico de Apiacás, que consta de tres plantas - Salto Apiacás de 45 MW, Cabeça de Boi de 30 MW y Fazenda de 27 MW - para una capacidad instalada total de 102 MW.

Apiacás, que requirió una inversión de unos 287 millones de dólares, es capaz de generar más de 490 GWh al año, lo suficiente para satisfacer el consumo energético anual de más de 200.000 hogares brasileños, evitando la emisión de unas 280.000 toneladas de CO2.


Para construir la planta de manera lo más coherente posible con las necesidades de la población, EGP ha creado un modelo de planificación participativa. De este camino nace un estudio de más de 260 páginas que ha estado recogiendo datos sobre educación, salud, empresas, telecomunicaciones, transporte, empleo y todo lo que caracteriza la vida de una superficie de casi nueve mil kilómetros cuadrados donde viven poco menos de 50 mil personas.

En línea con el modelo de Creación de Valor Compartido (CSV) adoptado por nuestro Grupo, que tiene como objetivo combinar el desarrollo de negocios con las necesidades de las comunidades locales, la construcción de Apiacás se caracteriza por el uso de medidas y tecnologías que han reducido el impacto ambiental de las obras de construcción y ofrece iniciativas de desarrollo para la comunidad local. Estos incluyen proyectos para proteger la biodiversidad (programas de reforestación) e iniciativas de infraestructura y de compromiso local (cursos de formación en gestión y sostenibilidad para los municipios, para el desarrollo de la infraestructura local).


Siguiendo el prototipo de la obra sostenible, ya adoptado por Enel en Italia, México y Chile, Apiacás es la primera planta de energía en Brasil construida en una obra alimentada por un sistema fotovoltaico instalado con esa finalidad, lo que permitió una reducción de las emisiones en la fase de construcción. La planta de 1,2 MW es "stand-alone", es decir, no conectada a la red. Ahora que las obras se han completado, permanecerá operativa y contribuirá con su propia energía renovable a la producción de las centrales hidroeléctricas.

Las tres hidroeléctrica se han vuelto operativas más de un año antes del plazo establecido por la licitación en la que fue otorgado el proyecto al Grupo Enel. "La inauguración de Apiacás es un logro importante para Enel en Brasil, que construyó la planta adoptando estándares elevados de sostenibilidad y medio ambiente y concluyó e trabajo antes de lo previsto", dijo el Country  Manager de Enel en Brasil Carlo Zorzoli. "Apiacás es un ejemplo concreto de cómo hacer un mejor uso de los recursos hídricos en Brasil, contribuyendo tanto a la sostenibilidad de la matriz energética del país como al desarrollo de las comunidades locales".


Enel Green Power tiene hoy en Brasil una potencia instalada total de 648 MW, de los cuales 401 MW de energía eólica, 12 MW de energía solar fotovoltaica y 235 MW de hidroeléctrica. La compañía tiene también proyectos en curso de 442 MW (eólico) y 807 MW (solar) y también gestiona, a través de su filial Enel Green Power Cachoeira Dourada, una central hidroeléctrica de 658 MW en el estado de Goias.