ePrix de Buenos Aires, el sol calienta los motores

Publicado el jueves, 16 febrero 2017

Tras la larga pausa invernal, con la competición de Argentina vuelve el campeonato de los monoplazas de motorización totalmente eléctrica (“full electric”). La tercera etapa de la temporada 2016-17  de Fórmula E se corre en el circuito ciudadano de Puerto Madero, en Buenos Aires.

Los diez equipos del campeonato se enfrentarán en una pista que diseñó el arquitecto Santiago Garcia Remohí en uno de los barrios más modernos de la ciudad. El trazado, técnico y rápido, corre a lo largo de 2.480 metros, con una larga recta y 12 curvas, incluidas dos chicanas.

Es la tercera vez que Puerto Madero alberga un ePrix: efectivamente se corre en este circuito ya desde la primera temporada de la Fórmula E. Se trata de un detalle importante, que permite a los equipos confrontar datos y estadísticas sobre las prestaciones de los monoplazas con respecto a las temporadas anteriores.

Y en cuestión de números, el vigente campeón  Sebastien Buemi (Renault e.dams), además de llegar a Buenos Aires como líder del campeonato mundial, podría establecer un nuevo récord si logra conseguir el tercer éxito consecutivo después de los que obtuvo en Hong Kong y Marrakech.  

Enel, en cambio, se estrena en el circuito argentino como Official Power Partner del campeonato mundial de los prototipos de coches eléctricos. Para la carrera de Buenos Aires, nuestro grupo ha salido ya a la pista para equipar el eVillage, la pequeña smart city que se realiza en cada ePrix, con sistemas de distribución y generación eléctrica innovadores que proporcionarán energía para el evento, mezclando fuentes renovables y convencionales.

En Buenos Aires, el equipo de Enel está trabajando para instalar una microred inteligente, un sistema integrado de tecnologías innovadoras que permite levantar el listón en lo que se refiere a la sostenibilidad de la competición.

En la etapa argentina, nuestra microred dará otro paso adelante con el desarrollo con respecto a los sistemas que había llevado a Hong Kong y Marrakech. Se instalarán 40 medidores inteligentes 'plug and play' (o sea rápidos y fáciles de montar y desmontar), contra los 11 que se llevaron a Marruecos, gestionados por Enel EMS (Energy Managment System) que representa la auténtica espina dorsal de la microred. Gracias a este sistema, a través de una aplicación, los equipos podrán controlar en tiempo real desde sus propios dispositivos (tabletas, smartphone y notebook) cargas energéticas, abastecimientos y consumos de los coches y las estructuras presentes en el eVillage y la energía verde que produce la instalación fotovoltaica de 5kWp,  integrada con un sistema de baterías (almacenamiento) con una capacidad de 12kWh y una potencia de 5kW.

Desarrollándose en una superficie de 40 metros cuadrados, la instalación permitirá proporcionar energía verde y estable a una parte del eVillage como la Sport Arena: un espacio virtual donde es posible jugar y experimentar la velocidad de los monoplazas eléctricos y que requiere una gestión cuidadosa de los picos de carga.

El objetivo de Enel es reproducir el modelo de Buenos Aries a escala más amplia, aumentando en los próximos ePrix la cantidad de energías renovables puestas a disposición para el evento y haciendo cada vez más estable, segura y sostenible la microred.