Se corre en Mallorca el rally sostenible

Publicado el lunes, 27 febrero 2017

Y que gane… el más eficiente. En Palma de Mallorca, la isla principal del archipiélago español de Baleares, se disputó una competición de eficiencia energética entre coches eléctricos, una de las iniciativas organizadas en el marco de los proyectos de movilidad eléctrica de Endesa, etiquetada con la palabra clave #Endesachallenges . Eso quiere decir que no ganó el equipo que cruzó primero la línea de meta, sino el que logró completar el recorrido consumiendo menos energía.

El pasado 13 de febrero, tres coches eléctricos Nissan LEAF con sus tres equipos, cada uno compuesto por piloto y navegante y equipados con un ecaR App, una aplicación para Smartphone para calcular el recorrido e identificar los puntos de recarga, estuvieron compitiendo en dos recorridos de unos 200 kilómetros alrededor de la isla, la  Ruta Verde y la Ruta Azul. Los dos trazados se dividieron en cuatro etapas, cada una de las cuales coincidía con otros tantos puntos de recarga rápida que Endesa había instalado en la isla.

En Mallorca, la sociedad española controlada por el grupo Enel creó el primer Fast Self-Charging Club,  bautizado ecaR: una red inteligente con seis puntos de recarga rápida (el 80% de la batería en menos de 30 minutos) que aseguran la plena autonomía “eléctrica” para los desplazamientos en la isla.

La carrera representó una competición de eficiencia energética original, o si queremos, un rally sostenible, una especie de “slow food” de la movilidad sostenible. Antes de abastecerse, les tres equipos sacaron fotos del salpicadero con los datos del ordenador de abordo como “prueba” del consumo de energía. En cada pitstop, los tres equipos recibieron también una pieza de un puzzle que lleva el dibujo estilizado de un  Loryc Electric Speedster, un coche deportivo con motor eléctrico de 1920, cuyos diseño y materiales eran a la vanguardia para su época y que producía la homónima fábrica de automóviles mallorquina. Una marca histórica, que cesó la producción con motivo de la subida de los grandes colosos de la industria automovilística y que hoy, gracias al desarrollo de nuevos motores eléctricos y sistemas de recarga rápida, está conociendo un nuevo renacimiento en la isla.

Al final de la competición, se les premió a todos los equipos, que contaban con influenciadores y especialistas de coches eléctricos, listos para debatir la nueva dimensión de la movilidad de cero emisiones y una nueva forma de viajar, también para un modelo de turismo lento, inteligente y sostenible.