En Brasil se pone en marcha el proyecto Smart Microgrid

Publicado el lunes, 13 marzo 2017

La centralidad del cliente es uno de los ejes de la estrategia de desarrollo y crecimiento de Enel. En esta misión, la innovación digital y las evoluciones de las tecnologías de generación y distribución de electricidad permitieron a nuestra empresa desarrollar unos sistemas inteligentes de gestión de la energía y llevarlos a todos los contextos en que trabajamos.

En Brasile, Enel Distribuição Ceará ha comenzado en estos días la primera etapa de un proyecto pionero para el País sudamericano: llevar a cabo un sistema inteligente e integrado de generación de energía renovable, suministro y almacenamiento de electricidad que permitirá revolucionar nuestra relación con los clientes residenciales.

El proyecto Smart Microgrid se llevará a cabo en un barrio de Fortaleza, ciudad de la región de Nordeste de Brasil, donde se abrió un showroom para presentar las tecnologías que se instalarán y se pondrán a disposición de un grupo de clientes.

La iniciativa tiene una doble finalidad: por un lado su objetivo es introducir sistemas innovadores y más eficaces de gestión y distribución de energía en Brasil, y por el otro tiene un gran valor desde el punto de vista de la educación, por contribuir a crear una nueva forma de utilizar la energía a través de la participación activa de los consumidores.

Los usuarios implicados en el proyecto se convertirán en productores, o sea “prosumers”, que producirán energía a través de la instalación de paneles fotovoltaicos en los tejados de sus viviendas y, al mismo tiempo, tendrán la oportunidad de gestionar sus consumos monitorizando en tiempo real la energía generada y consumida a través de aplicaciones específicas de sus smartphones y tabletas, pudiendo comprobar sus cargas y consumos aun a distancia.

La fase piloto afectará unas 300 viviendas de alto consumo de energía (con un promedio de 780kWh / mes) de Alphaville Fortaleza, un barrio de la municipalidad de Eusébio, a 27 km de la capital. El objetivo de la iniciativa es realizar una microrred autónoma e inteligente que pueda también gestionar algunos servicios de la zona, como espacios de recreo, alumbrado público etc.

La microrred se conecta  a la red de distribución y durante el día acumula la electricidad producida, que se consumirá en caso de apagón o para equilibrar los pedidos en la red de suministro de la zona. En caso de fallo eléctrico, la microrred se activa automáticamente y, por ejemplo, puede seguir alimentando las cargas prioritarias (frigoríficos, equipos de seguridad, alumbrado) durante al menos una hora.

Esta infraestructura utiliza fuentes de energía renovable (solar y eólica) y sistemas de almacenamiento. Las viviendas producirán energía de fuentes solares y los clientes podrán monitorizar en tiempo real los niveles de producción y consumo, a través de aplicaciones para móviles y tabletas, además de poder controlar sus cargas a distancia. La energía que no se consuma de inmediato se almacenará en baterías de alta tecnologías y se enviará a Enel Distribuição Ceará, y se convertirá en créditos en las facturas energéticas de los residentes.

En la primera fase del proyecto, se instalará el sistema en las viviendas y los espacios comunes del complejo residencial. Las etapas siguientes serán la modernización de los contadores de todo el edificio, la instalación de un sistema centralizado de acumulación de energía con tecnología de litio y un sistema de gestión remota del alumbrado público para más de 300 postes.

Las tecnologías que se implementarán en Fortaleza representan la condición para proyectar los entornos urbanos hacia la dimensión de la Smart City. Un sector en que nuestro Grupo cuenta ya con una experiencia consolidada, desde de la colaboración para la realización de la ciudad inteligente de Expo Milano 2015, con motivo de la exposición universal que tuvo lugar en Italia el año pasado, hasta los proyectos en varias ciudades tanto en Europa (como Málaga en España y Bolonia en Italia) como en América Latina, entre las cuales Santiago de Chile, Bogotá en Colombia, y Brasil, con la iniciativa “Smart City Búzios”.