Renovables para África, África para innovar

Publicado el martes, 23 mayo 2017

La energía renovable puede volverse una solución sostenible para satisfacer la creciente demanda de electricidad en África. Al mismo tiempo, África constituye una oportunidad increíble para desarrollar nuevas soluciones verdes e innovar el negocio de la energía.
Esta es, en síntesis, el escenario energético de África como se describió en la quinta conferencia anual de RES4MED, (Renewable Energy Solutions For The Mediterranean), organizada el 22 de mayo en el Auditorium Enel en Roma.

La reunión “Innovation as the key enabler to power Africa”, caracterizada por una agenda muy rica, fue abierta por Roberto Vigotti, secretario general de RES4MED, que recordó el camino tomado por la organización en estos cinco años: una plataforma para la cooperación energética fundada en 2012 por iniciativa del entonces consejero delegado de Enel Green Power y actual CEO de Enel, Francesco Starace, con el objetivo de ayudar a crear las condiciones reglamentarias, infraestructurales y financieras para el uso generalizado de las energías renovables en el Mediterráneo y que, hace un año, originó el spin-off RES4Africa.

Nacida con la idea de desarrollar las energías renovables en los Países del Africa del Norte, explicó Vigotti, la red ha revisado y ampliado objetivo y alcance, aumentando el número de asociaciones con las instituciones, organizaciones de la industria, empresas y la comunidad de investigación, y mirando más allá de la costa africana del Mediterráneo, hacia África subsahariana y todo el continente, para satisfacer la creciente demanda interna de energía a través de fuentes renovables.

Hay una grande fuerza en África y una fantástica combinación de condiciones que favorecen el desarrollo de las renovables. Por eso tenemos que asumir la responsabilidad y formar competencia en el continente, haciendo entender que las energías renovables pueden satisfacer las necesidades de la población”, dijo el CEO de Enel, interviniendo en el evento.

De hecho, África tiene urgente necesidad de aumentar la inversión en el sector de la electricidad, es rico en recursos naturales, registra altas tasas de crecimiento económico, pero más de 600 millones de africanos aún carecen de acceso a la energía. Baste decir que, aunque la demanda de energía en África subsahariana ha aumentado un 45% desde el 2000, sigue siendo sólo el 4% del total mundial. La situación energética actual del continente no es suficiente para cubrir las necesidades básicas diarias medias de las familias, y mucho menos la de los sectores productivos. Es en este contexto que el sector privado y los inversores extranjeros juegan un papel clave en el apoyo al desarrollo de las infraestructuras energéticas innovadoras y competitivas.

Para ello es necesario fomentar la formación de políticas y normas que puedan preparar el escenario adecuado para las renovables, buscando las mejores soluciones, favoreciendo la innovación para el desarrollo sostenible del sistema energético africano.

Uno de los factores a los que se debe prestar la máxima atención, destacó además Starace, es el de la interconexión. “Muchos países de África carecen de redes de energía desarrolladas y sobre todo no tienen redes interconectadas entre ellas, en particular entre África oriental y occidental. A esto hay que dar gran atención y hacer entender a los gobiernos que es necesario desarrollar un sistema interconectado”, concluyó el consejero delegado de Enel.

Hay que superar muchas dificultades, pero también existen varias soluciones innovadoras en el horizonte. África es rica en recursos naturales y la mayoría de los países quieren incluir a las renovables en su esquema energético. Es un reto emocionante para coger y RES4MED y RES4Africa tienen una visión clara de cómo vencerlo”, añadió Antonio Cammisecra, presidente de RES4MED y nuevo CEO de Enel Green Power, hablando en la conferencia. “Toda África puede ser verde. Y después de habernos centrado en el área mediterránea, ahora queremos focalizar nuestra atención en Senegal, Etiopía y Kenia, donde vemos oportunidades de crecimiento”, concluyó.

Tecnologías renovables e innovación son, por tanto, las claves para electrificar a África de manera sostenible. Para ello es esencial identificar los modelos de negocio más adecuado para una realidad muy diferente de la que conocen las grandes empresas de servicios públicos europeos. El objetivo de la conferencia consistió precisamente en delinear un paradigma energético adaptado a las necesidades del continente africano y luego analizar el enfoque y los modelos de negocios más adecuados para fomentar el desarrollo de proyectos para volver la electricidad segura, verde accesible a un número creciente de africanos.

Por lo tanto se puso de manifiesto la importancia de los diversos e innovadores modelos de negocio, tales como los de la mini-red, sistemas fuera de la red, desarrollo de redes urbanas y sub-urbanas, sistemas autónomos de acceso a la energía.

África se está convirtiendo cada vez más en un laboratorio importante de experimentación tecnológica que puede proporcionar una contribución vital para el futuro de la industria. Soluciones como minirredes que combinan el uso de baterías con renovables constituyen una respuesta válida al problema del acceso a la energía, además de jugar un papel catalizador del desarrollo”, comentó Francesco Venturini, Director de la División Global E-Solutions Enel, que fue CEO de EGP.