La nueva vida de CELG

Publicado el viernes, 16 marzo 2018

Fuegos artificiales en el cielo de Goiânia, capital del estado de Goiás, en Brasil, saludaron en la noche del 8 de marzo el rebranding de CELG, la compañía de distribución de energía del Estado del sudeste brasileño que Enel adquirió hace poco más de un año y que, desde el 9 de marzo, tomó el nombre de Enel Distribuição Goiás, vistiendo el nuevo logotipo de nuestro Grupo.

Un logotipo que no representa una simple cambio de fachada, sino que subyace a un largo trabajo de mejora de en los estándares de seguridad, eficiencia y calidad de los servicios de la empresa, que comenzó inmediatamente después de la adquisición, y también a un ambicioso programa para el futuro inmediato: ampliar, modernizar y digitalizar la vieja red eléctrica de CELG, que da servicio a 2,9 millones de clientes en un Estado donde predomina la economía rural, cubriendo un área superior a la de Italia, en la que muchas personas aún no tienen acceso a la energía.

El rebranding es, en realidad, sólo el paso intermedio de un proceso que apunta a integrar completamente la antigua CELG con nuestro Grupo, transformándola en una empresa de vanguardia capaz de afrontar los desafíos tecnológicos que Enel quiere superar en Goiás, mientras se convierte en una empresa cada vez más eficiente, flexible y sostenible.

Efectivamente, el proceso ya ha comenzado, como recordó Livio Gallo, Director de la División Global de Infraestructuras y Redes de nuestro Grupo, dirigiéndose a los invitados a la velada entre quienes estaban las principales autoridades estatales: “Desde que adquirimos CELG, hemos reducido drásticamente la cantidad y la duración de los cortes de energía, que habían sido uno de los principales problemas de la gestión anterior. Además, dado que para nosotros la seguridad en el trabajo es un objetivo muy importante y aspiramos a reducir a cero los accidentes, en este primer año también hemos mejorado la seguridad en un 60 por ciento”.

“Pero no venimos aquí solo por razones económicas”, puntualizó Carlo Zorzoli, Country Manager de Enel en Brasil. “Venimos aquí, sobre todo, con mucha pasión y gran entusiasmo, porque la energía también es vida y desarrollo. Y traemos toda la fuerza y ​​el conocimiento técnico de una compañía como Enel que, en los casi 40 países donde está presente, gestiona la red de distribución privada más grande del mundo. Brasil tiene una enorme importancia estratégica para nosotros: si eres fuerte aquí, lo eres en todo Sudamérica”.

Pero ¿qué hará Enel en Goiás? “Queremos escuchar las necesidades de los ciudadanos y tratar de satisfacerlos, traer innovación y tecnología, ofrecer nuevos productos a los municipios y empresas a través de nuestra división de soluciones de energía, mejorar los servicios al cliente y abrazar al país con una verdadera actitud de colaboración”.

Un abrazo que, desde hoy, es mucho más cercano.