Fórmula E: en Santiago, un circuito totalmente nuevo

Publicado el viernes, 18 enero 2019

Por segunda temporada consecutiva, el Campeonato mundial ABB FIA de Fórmula E hace etapa en Chile, el próximo 26 de enero. Al igual que el año pasado, el E-Prix se disputará en la capital, Santiago, pero esta vez en un circuito nuevo, realizado especialmente para la ocasión.

En Chile, en pleno verano, los 22 monoplazas eléctricos se enfrentarán a lo largo de la pista del Parque O’Higgins, de 2,4 kilómetros de largo, con la majestuosa cadena de los Andes como fondo. El parque, dedicado a Bernardo O’Higgins, uno de los héroes de la independencia de Chile, es considerado hoy en día como uno de los grandes pulmones de aire limpio de la ciudad: aire limpio que respetarán los bólidos, desprovistos de tubos de escape.

También en esta quinta temporada, como en las dos anteriores, Enel es Official Power Partner de la competición, y, desde este año, gracias a la tecnología innovadora de Enel X, también Official Smart Charging Partner. En este ámbito, la principal novedad tecnológica es la edición especial del Enel X JuicePump: la estación de recarga móvil que, con una capacidad de 80 kilovatios y un peso de menos de 200 kg, asegura la eficiencia de la recarga y puede trasladarse fácilmente de un circuito a otro. A través de baterías más eficientes, los coches de nueva generación pueden disputar toda la carrera con una única carga, para beneficio del espectáculo y felicidad de pilotos y espectadores.

En la línea de salida, entre los protagonistas más esperados, destacan el francés Jean-Éric Vergne (Techeetah), actual campeón; el suizo Sébastien Buemi (Nissan), que tiene el récord de victorias; y la gran novedad de este año, el brasileño Felipe Massa (Venturi), expiloto de Ferrari de Fórmula 1.

Tras los dos primeros E-Prix disputados en países árabes (Arabia Saudí y Marruecos), el de Santiago de Chile es el primero de la temporada en América Latina (el otro será en Ciudad de México, el 16 de febrero) y el único en el hemisferio sur. A continuación habrá dos etapas en China, antes de una larga serie de carreras en Europa (cinco competiciones entre abril y junio, empezando por la de Roma) para terminar, al igual que el año pasado, con una doble carrera final en Nueva York.

Nuevo circuito, nuevas tecnologías, nuevos pilotos: el espectáculo está garantizado.