Economía circular: Enel se une al CE100

Publicado el viernes, 18 enero 2019

La Ellen MacArthur Foundation nació en 2010 gracias a Dame Ellen MacArthur para promover la economía circular. Desde entonces, la Fundación se ha convertido en un líder de pensamiento a nivel global a la hora de situar a la economía circular en la agenda de decisiones de los responsables de empresas, gobiernos e instituciones. Enel ha decidido formar parte de ella uniéndose al programa Circular Economy 100 (CE100).

Este programa reúne empresas, gobiernos nacionales, autoridades municipales, instituciones académicas, innovadores emergentes y afiliados en una única plataforma de múltiples interesados.

Los elementos del programa especialmente desarrollados ayudan a los miembros a aprender, desarrollar capacidades, establecer redes y colaborar con organizaciones claves relacionadas con la economía circular, que no prevé solo reciclaje y reutilización, sino representa un nuevo modelo económico regenerativo ya desde su concecpión.

Con la adhesión al programa, Enel desea, en primer lugar, que sus propios esfuerzos por una economía circular sean aún más eficaces, al encontrarse con la Fundación Ellen MacArthur junto a otras empresas y con las instituciones para cooperar: el programa prevé que dos o más miembros puedan instaurar una colaboración entre sí (coproyectos) en determinadas temáticas; muchos de estos proyectos ya han sido completados y otros se han puesto en marcha. Además, formar parte de una organización con un nivel internacional tan elevado significa dar una mayor visibilidad a nuestras actividades relacionadas con esta materia.

Potenciar nuestro impulso hacia una economía circular, integrándola en un contexto más amplio, ayuda a nuestro compromiso por lograr los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) de las Naciones Unidas: concretamente el ODS 12 (Producción y consumo responsables), el ODS 13 (Adoptar medidas urgentes para combatir el cambio climático y sus efectos) y el ODS 17 (Alianzas para lograr los objetivos).

Formar parte del CE100 representa solo uno de los pasos más recientes en nuestro recorrido hacia la economía circular. En el 2017 nuestro Grupo, junto a Intesa Sanpaolo, fue el promotor del Manifesto “La Alianza para la Economía Circular”; en el 2018 realizamos un documento de posición titulado “Cities of tomorrow. Circular cities”, dedicado a la economía circular en áreas urbanas, y también en el 2018, junto a la Fundación Symbola, hicimos la investigación “100 Italian Circular Economy Stories”.

Demostramos nuestro compromiso con la economía circular sobre todo a partir de nuestras actividades cotidianas, con el desarrollo de fuentes renovables, la energía circular por definición. Además, seguimos el principio de circularidad con el proyecto "Cantieri sostenibili" (Obras sostenibles) en la elección de los materiales que se utilizan y en la recuperación de los provenientes de demoliciones. Mientras que para las centrales termoeléctricas que finalizaron su actividad productiva, el proyecto Futur-e representa el caso más paradigmático de economía circular: el objetivo es identificar en cada caso, y de manera creativa, el mejor modo para valorizar los lugares y transformarlos en nuevas oportunidades para el territorio.

Para poder evaluar el alcance y la eficacia de nuestras acciones hemos puesto en marcha un método para medir la circularidad: es el modelo CirculAbility, que aplicamos también a nuestros proveedores. De hecho, creemos que es importante difundir la cultura de la circularidad, por eso organizamos actividades de sensibilización como convenios y publicaciones, a las que dedicamos una sección en nuestra página. La participación en el CE100 representa otro salto de calidad de nuestra misión.