Informe Bono Verde de Enel, el sí de la comunidad financiera

Publicado el jueves, 6 junio 2019

Entre los principales instrumentos financieros sostenibles que adopta nuestro Grupo, los bonos verdes (green bonds) son obligaciones emitidas para financiar proyectos de desarrollo sostenible. El Grupo Enel colocó en el mercado europeo tres bonos verdes por un total de 3.500 millones de euros relativos a instalaciones de energía renovable, redes e infraestructuras, equivalentes a 1.250 millones en 2017, 1.250 millones en 2018 y 1.000 millones en 2019.

Para garantizar la máxima transparencia, también este año hemos incluido en nuestro Informe de Sostenibilidad 2018 un Informe de seguimiento del Bono Verde dedicado a los bonos verdes de 2017 y 2018. Para cada uno de los dos años y para cada categoría de proyectos, hemos publicado una tabla de indicadores financieros y dos tablas de indicadores ESG (en inglés “environmental, social, governance” – “medioambientales, sociales y de gobierno”), una por las emisiones de anhídrido carbónico que se han evitado y la otra por los demás beneficios medioambientales (como agua, biodiversidad e impacto social). Al final, un cuadro resumen en el que figuran los criterios generales aplicados en el desarrollo de los proyectos financiados a través de bonos verdes.

La precisión y el nivel de detalle del informe fueron muy apreciados por la comunidad financiera. Uno de los juicios más explícitos es el de Marilyn P. Ceci, Head of Green Bonds de J.P. Morgan: “El Informe de seguimiento del Bono Verde de Enel para 2018 facilita a los inversores detalles exhaustivos y esenciales sobre las emisiones de anhídrido carbónico que se pudieron evitar gracias a los proyectos basados en energías renovables. Los datos de ESG, mayormente enriquecidos, ofrecen importante información sobre el agua consumida en cada proyecto, las medidas tomadas para proteger la biodiversidad y de actividades centradas en lo social, incluido el número de beneficiarios. Este informe y el trabajo de Enel, junto a grupos como el Pacto Mundial de la ONU, ponen de manifiesto un liderazgo en el enfoque de las finanzas sostenibles, que va mucho más allá que el simple 'como es habitual'”.

En la misma línea también Bank of America-Merrill Lynch: “Alabamos el liderazgo ambiental de Enel y su trabajo en la presentación de informes sobre la capacidad generada y la reducción de las emisiones en los proyectos basados en energías renovables”, ha comentado Suzanne Buchta, Global Head of ESG Capital Markets del Grupo.

Agnes Gourc, Head of Sustainable Capital Markets de BNP Paribas, elogió “el alto nivel de transparencia y de detalle en el modelo de informe sobre los bonos verdes”, características consideradas como un “estándar de referencia para la industria” y que hacen de Enel “un protagonista ejemplar del mercado de los bonos verdes”.

Para Tanguy Claquin, Head of Sustainable Banking de Crédit Agricole Corporate & Investment Bank, la publicación del nuevo Informe de seguimiento del Bono Verde “refleja el control constante de Enel sobre los indicadores clave previstos por los inversores y se traduce en una información detallada asociada a los indicadores ESG adicionales”.

Además del informe, los bancos apreciaron también la integración de la sostenibilidad en la estrategia financiera del Grupo. Lo confirma Goldman Sachs con palabras de Kyung-Ah Park, Head of Environmental Markets: “Reconocemos con mucho gusto el liderazgo que Enel está adquiriendo en la integración de la sostenibilidad en su actividad principal y su capacidad de valorar soluciones de mercado de capitales para financiar su estrategia sostenible”.