Storage and Renewables Balance Energy and the Environment

Publicado el martes, 15 marzo 2016

Desde Catania y Potenza Pietragalla en Italia, a Ollagüe en Chile, pasando por Perú antes de llegar a Kenia y Sudáfrica. La experimentación de tecnologías innovadoras en el campo del almacenamiento integrado con plantas de producción a partir de fuentes renovables (en particular solar y eólico) está resultando efectiva, transformando una serie de proyectos piloto promovidos por Enel en soluciones concretas.

De hecho el almacenamiento es una tecnología que logra equilibrar las necesidades de energía y la protección del clima y del medio ambiente. Equilibrio en cuya búsqueda se comprometieron gobiernos y grandes empresas con el acuerdo firmado el 12 de diciembre en París con motivo de la 21ª. Conferencia de las Partes (COP 21) de la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (UNFCCC). El reto de la transición energética del post-COP 21 fue el tema del Renewable Energy Mediterranean Conference&Exhibition (REM 2016) que tuvo lugar el 9 y 10 de marzo en Rávena en Italia.

El evento, que se celebró bajo el patrocinio de los Ministerios de Medio Ambiente y Desarrollo Económico, se centró en los escenarios y las políticas requeridas por la COP21 para vencer la lucha por el cambio climático con las aportaciones de autoridades gubernamentales, comunidades científicas y grandes corporaciones multinacionales del sector de la energía.

En representación de Enel, Luigi Lanuzza, Jefe Storage Innovation de Enel Green Power, ponente en el panel titulado "EGP Integrating renewable power plants with energy storage: from first pilots to new business opportunities".

"Estamos trabajando hacia un cambio radical en la producción de energía, con el objetivo de aumentar cada vez más la cuota de renovables . Para hacer eso tenemos que superar lo que es el principal problema de los recursos verdes, intermitencia y falta de previsibilidad", explicó Lanuzza, que agregó:" El almacenamiento es una de las soluciones para este problema. Los sistemas de almacenamiento nos permiten tener un depósito listo para su uso y manejar los flujos de energía".

Para lograr gobernar de manera eficaz la energía del sol y del viento, es necesario evaluar y encontrar el "tamaño adecuado" de batería para cada tipo de planta: por lo tanto, servirán grandes acumuladores para transferir grandes cantidades de energía en condiciones de co-gestiones de la red y para manejar los picos de producción de generación de grandes parques solares y eólicos o para asegurar el abastecimiento en aldeas fuera de la red ubicadas en áreas remotas no conectadas a las redes de distribución. Aplicaciones como los servicios colaterales, finalizados al control de frecuencia o tensión de la red, requieren en cambio sistemas de storage orientados a aplicaciones de capacidad para obtener respuestas en tiempos muy cortos. Por último, muy interesante el proyecto Retail Sudáfrica, donde baterías más pequeñas, pero fácilmente manejables y con un design sofisticado, son productos identificados para satisfacer las exigencias de prosumers individuales, o sea clientes que tienen un sistema fotovoltaico instalado en el techo y que desean maximizar el autoconsumo de energía producida por tales plantas, adquiriendo en el mismo tiempo la capacidad de ser inmunes a interrupciones de abastecimiento a la red, que en ese país se programan cada semana.

"La energía producida por la combinación de renovables y almacenamiento - añade añade Riccardo Amoroso Innovación y Sostenibilidad de EGP - además de reducir el impacto ambiental casi a cero, tiene un costo menor que otros sistemas. Estas tecnologías nos permiten llevar la electricidad a zonas remotas de América del Sur y África, como lo demuestra el proyecto de Ollagüe en el desierto de Atacama en Chile. Aquí aseguramos el abastecimiento de electricidad continua a las comunidades locales que no están conectadas a la red nacional gracias a un sistema fotovoltaico y pequeñas turbinas eólicas integradas con una batería de sodio cloruro de níquel de 752kW y un generador de backup Diesel de seguridad 250 kW".

"En las grandes plantas de energía renovables en Italia - explica Lanuzza - la introducción de sistemas de almacenamiento nos permiten proporcionar servicios y apoyar la red. En Catania, en Sicilia, la batería instalada nos permitió probar su uso en una planta fotovoltaica conectada a la red de distribución. El resultado es que ahora hemos logrado reducir a cero los errores relacionados con la variabilidad del clima, y por lo tanto con la previsión de la producción de la planta. En este caso el almacenamiento nos permite apoyar a la red para ajustar la frecuencia y el voltaje y así asegurar la correcta distribución de energía".

Todo esto se traduce en la posibilidad de aumentar la generación a partir de fuentes verdes, siempre que sea posible impulsar un modelo de producción renovable y distribuida. O el desarrollo de micro redes, en áreas remotas y de difícil acceso, como lo estamos haciendo en Kenia integrando almacenamiento y fotovoltaico. Como también aumentar las ofertas para el mercado al por menor con "medidas" de storage adecuadas para los clientes prosumers. Todas  soluciones que permiten contribuir de manera concreta al logro del equilibrio requerido por el acuerdo sobre el clima alcanzado en la Cop21 en diciembre.