Be bold: el coraje de innovar

Publicado el jueves, 3 noviembre 2016

Para construir un futuro sostenible tenemos que afrontar y superar los desafíos clave que requieren un pensamiento innovador y de colaboración por parte de todos los sectores de la sociedad. Por eso el coraje de innovar - Be Bold - es el tema principal de la 24ª BSR Conference, uno de los eventos mundiales más importantes dedicados a la sostenibilidad. En la edición de 2016, que se está celebrando en Nueva York, participó una audiencia de cerca de 1.000 representantes de empresas, sector público y sociedad civil para discutir las nuevas tendencias y soluciones innovadoras y compartir experiencias y prácticas.El sector de la energía, en particular, está pasando por una revolución.

El progreso tecnológico ha cambiado radicalmente no sólo la forma de producir, sino también los hábitos de consumo y las necesidades de los clientes. Renovables, generación distribuida, eficiencia y digitalización de las redes son las palabras clave del nuevo paradigma energético. Por lo tanto, las empresas están llamadas a responder al cambio transformando los temas críticos que ponen en discusión los modelos de negocio tradicionales, en oportunidades de desarrollo.En la BSR Conference 2016, en el ámbito del panel Climate finance: moving trillions of dollars to build a thriving, clean economy, hablará hoy, 3 de noviembre, il Jefe de la Sostenibilidad de Enel Andrea Valcalda, quien nos ha anticipado algunas partes de su contribución en el debate con la que nuestro grupo quiere promover un desarrollo realmente sostenible.

"Las utilities no pueden permanecer a la espera de la evolución de la situación sin intervenir, con la esperanza que vuelvan los buenos tiempos. Deben innovar superando los lazos con el pasado y tener el valor de reconocer y aceptar la nueva realidad con un enfoque abierto", observa Valcalda.Durante la COP 21 en París el año pasado se llegó a un acuerdo histórico para acelerar la transición a una economía con baja intensidad de CO2. Un proceso que no puede ser limitado a los Estados, sino que debe incluir necesariamente el sector privado. Enel, presentes en la mesa de París, ha expresado su deseo de lograr el objetivo de la neutralidad de carbono para el año 2050. "Con este objetivo en mente, hemos puesto el enfoque de la estrategia corporativa en energía renovable y digitalización de las redes", explica Valcalda.

"También hemos iniciado un proceso gradual de reducción de las plantas convencionales, comenzando por las que ya no son productivas. El programa Futur-E, que prevé la eliminación y reutilización de 23 plantas de energía térmica con 13 GW, es un gran ejemplo de economía circular: el futuro de estos sitios se decidirá de acuerdo con las comunidades donde se encuentran".Combatir el cambio climático es una prioridad para hacer negocios de una manera sostenible. Enel se comprometió a contribuir activamente a la consecución de cuatro de los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible (SDGs) de las Naciones Unidas.

Además de la reducción total de las emisiones, la compañía está trabajando para proporcionar acceso a la energía limpia a 3 millones de personas, educación de calidad a 400 mil personas y contribuir a mejorar las condiciones de empleo y crecimiento económico de otros 500 mil los individuos. "Estos objetivos están en línea con la estrategia de creación de valor compartido que estamos llevando a cabo como un factor clave de la competitividad en nuestra estrategia y la participación de los territorios en los que opera, para que coincida con el desarrollo de nuestros proyectos, el progreso de la comunidad", concluye Valcalda.