Movilidad verde: en Colombia Enel empieza por sus empleados

Publicado el jueves, 16 marzo 2017

Elegir la movilidad eléctrica significa decirle adiós a la contaminación acústica y a las emisiones de gas carbónico y contribuir con simples gestos cotidianos a una vida más sostenible y desde luego al ahorro para todos.

En Colombia, las empresas Codensa y Emgesa del Grupo Enel plantean dirigir el desarrollo de la movilidad eléctrica en su país, no sólo con la realización de proyectos para la movilidad alternativa y estudios sobre el tema, sino también con la difusión de buenas prácticas entre sus empleados. En los últimos cinco años en el país, las emisiones globales han aumentado, pasando del 0,37 al 0,42%. Por eso también Enel quiere empezar precisamente “por su casa”, llevando a cabo programas como "E-bike to work" que pone a disposición de los empleados bicicletas eléctricas para el recorrido casa-trabajo.

Además, en diciembre 2016, el Grupo lanzó el programa interno "Eco Car" en colaboración con Sofasa-Renault, para animar a los empleados a comprar vehículos eléctricos. En esta primera edición, 20 empleados han participado en el programa y han comprado un coche eléctrico Renault Twizy, gracias a los incentivos  otorgados por la sociedad: una rebaja del 50% sobre el coste del vehículo y la posibilidad de obtener un préstamo de tasa cero.

“Uno de los retos principales que afronta nuestra sociedad es la promoción de la movilidad eléctrica para que ciudades como Bogotá lleguen a ser un modelo de desarrollo sostenible en el mundo” dijo Lucio Rubio Díaz, director general de Enel Colombia. Y para lograr un objetivo tan ambicioso, hay que empezar por dar el buen ejemplo”.