África, el valor compartido de las renovables

Publicado el jueves, 8 junio 2017

La creación de valor compartido no es una herramienta de compensación social ni una actividad filantrópica, sino un nuevo modelo de negocio: las empresas permanecen competitivas pero sus resultados económicos están vinculados con el éxito de las comunidades en las que actúan.

Un planteamiento que puede guiar el crecimiento sostenible de África y que en el continente se está volviendo de importancia estratégica. Es éste el enfoque del primer Africa Shared Value Summit, que se celebró del 24 al 26 de mayo en Johannesburgo, en Sudáfrica.

Enel fue uno de los patrocinadores del evento a través de Enel Green Power, la división de Renovables del Grupo, que desde hace algunos años ya integró la Creación de Valor Compartido (CSV - Created Shared Value) en su modelo de negocio, fundando el proyecto de todas las nuevas plantas en las relaciones con los territorios, para escuchar a las comunidades locales, comprender sus exigencias, formar competencias y fomentar el desarrollo.

Una experiencia que, con ocasión de la cumbre, comentó Maria Cristina Papetti, responsable de Proyectos Sostenibles y Prácticas Compartidas de Enel, en su intervención en el panel sobre el tema “Crecimiento de las renovables e igualdad social”.

“Las energías renovables – puso de manifiesto Papetti en su ponencia – son fundamentales para el futuro energético de África, donde todavía hoy 600 millones de personas no tienen acceso a la energía. Las plantas renovables son más descentralizadas, se construyen más rápidamente, son más fáciles de instalar y pueden representar un motor de crecimiento importante, por crear empleo y favorecer un desarrollo económico y social inclusivo”.

Por eso las renovables son un vehículo para la creación de valor para los territorios pero también una herramienta para innovar. Nuevas tecnologías en el sector energético, como minirredes y sistemas off-grid, además de brindar soluciones para llevar la electricidad a las zonas rurales y más remotas, pueden representar un motor de desarrollo para las pequeñas empresas que nacen en África y que tienen que reducir los costes de producción, que incluyen la energía, para limitar los precios de sus productos dirigidos a clientes de baja renta. “Estas tecnologías nuevas y sostenibles – añadió Papetti – pueden garantizar progreso y riqueza, Renovables, sistemas de baterías, tecnologías inteligentes y digitales y otras innovaciones, representan un factor clave para la creación de un nuevo modelo de redes de distribución en gran parte de África”.

Otro elemento clave en la implementación del modelo CSV (creación de valor compartido) que destacó la ejecutiva de Enel, es el trabajo en cooperación: la colaboración con organizaciones no gubernamentales, empresas sociales y organizaciones internacionales puede ayudar a la empresa a captar las mejores ideas y llevarlas a la práctica.

Con este enfoque Enel está llevando a cabo numerosos proyectos en varios países africanos, creando oportunidades de empleo para jóvenes y adultos, impulsando la educación de las jóvenes generaciones y en general mejorando las condiciones de vida de las comunidades.Entre las iniciativas más destacadas, Papetti recordó los proyectos Liter of light y PV Training academy en Sudáfrica, Powering Education en Kenia, Crowd4Africa y la colaboración con Emergency en Uganda.

El Africa Shared Value Summit elige un camino estratégico que, incorporando negocios, sostenibilidad e innovación, apuesta por lograr cuatro de los 17 objetivos de desarrollo sostenible de la Agenda 2030 de la ONU: apoyar proyectos educativos (SDG 4), asegurar el acceso a la energía limpia y barata (SDG 7), fomentar empleo y crecimiento económico inclusivo (SDG 8), luchar contra el cambio climático (SDG 13).

En la cumbre de Johannesburgo también intervino Lizeka Dlepu, responsable de Sostenibilidad en África del Grupo Enel, en un panel dedicado a la relación entre el modelo CSV y el Broad-Based Black Economic Empowerment (B-BBEE), el plan de emancipación económica que el gobierno sudafricano puso en marcha a comienzos de los años 2000.

El Africa Shared Value Summit fue organizado por la sociedad de consultoría FSG, que también patrocinó el Shared Valued Leadership Summit de Nueva York. La Creación de Valor Compartido es un concepto creado por los economistas Michael Porter y Mark Kramer en un artículo publicado por el Harvard Business Review en 2011.