BNEF, energías renovables y e-movilidad en el futuro de la energía

Publicado el miércoles, 20 septiembre 2017

La electricidad es el futuro de la energía en Europa y en el mundo. De las energías renovables a los nuevos servicios para los clientes, entre ellos la movilidad eléctrica primero, la transición energética en el Viejo Continente apuesta por la electrificación y vuelve a plantear tanto la estructura del mercado como el papel de las compañías eléctricas en este sector.

Es el escenario que apareció en la primera jornada de trabajos de la edición 2017 de The Future of Energy Summit, el foro internacional sobre los retos principales para el sector energético, que se celebró en Londres los pasados 18 y 19 de septiembre por iniciativa de Bloomberg New Energy Finance (BNEF), organización de investigación especializada en el mercado de la energía de la prestigiosa agencia de prensa estadounidense.

En la sesión dedicada al papel de las compañías eléctricas (“Utility transformation”), que fue moderada por Paul Benjamin, director de Bloomberg New Energy Finance, intervino el Consejero Delegado y Director General de nuestro Grupo Francesco Starace quien, junto a Leonhard Birnbaum, Director de Operaciones – Redes y Renovables de E.ON, Peter Terium, Consejero Delegado de innogy SE, profundizó el tema de la transformación rápida y constante del sector de la energía, empezando por el rol cada vez más importante de las energías renovables en el mix energético.

“Enel - aclaró Francesco Starace – está añadiendo cada año unos 2 GW de energía generada por renovables a su mix de producción a nivel global. Actualmente – destacaron los tres managers – ya casi en todo el mundo las energías renovables son competitivas sin necesitar ayudas”.

Para permanecer en el mercado, las grandes empresas eléctricas, añadió nuestro Consejero Delegado, tienen que mantenerse a la altura de la evolución tecnológica: “La tecnología cambia muy rápido y hace falta llevar a cabo muchas actividades al mismo tiempo. La clave del éxito está en la capacidad de invertir en muchos proyectos contemporáneamente, no solamente en uno, porque normalmente sólo 1 de cada 4 tiene éxito”.

Un escenario de transformación que, como puso de manifiesto Francesco Starace, es global: “La transición en el mercado energético no se produce sólo en Europa y Estados Unidos, sino que en todo el mundo: América Latina y África incluidas. Y aquélla es la frontera para nuestro Grupo”.

Los temas de la electrificación y del papel cada vez más crucial de la electricidad como proveedor de servicios al consumidor representó el otro tema clave del debate, centrándose en la movilidad eléctrica. Un sector por el cual – resaltó Francesco Starace – Enel apuesta decididamente. “De momento – aclaró – no sabemos exactamente hacia dónde va a ir el mercado, ni cómo evolucionará la cadena del valor, pero una cosa es cierta: no podemos hablar de e-movilidad si no tenemos una red capilar de puntos de recarga”. Pues el primer paso es crear una amplia infraestructura de estaciones de recarga para coches eléctricos. Sólo si tenemos millones de usuarios podremos estimar la renta de la inversión en este sector. Un reto que Enel ya está afrontando.

De los coches eléctricos a las baterías sólo hay un paso: durante el debate, Francesco Starace recordó el nuevo sistema Vehicle 2 Grid, que Enel desarrolló en cooperación con Nissan V2G y que ya se lanzó en Dinamarca, que permite convertir las baterías de los coches eléctricos en herramientas útiles para equilibrar la red de distribución. Una tecnología desarrollada también gracias al coste cada vez más competitivo de los sistemas de almacenamiento y de las baterías para los coches eléctricos y que podría permitir a los propietarios sacar partido económico de la conexión a la red de su vehículo.

El debate en el The Future of Energy Summit de Bloomberg, se concluyó con el tema de la nueva relación entre clientes y compañía eléctrica. Una relación que está viviendo una auténtica revolución por las numerosas innovaciones y tecnologías al alcance de todos que necesitan electricidad para funcionar. “Las personas pasan de un proveedor de energía a otro, a menudo con el pretexto de un precio más barato: – afirmó Francesco Starace – pero en realidad nadie cambia por el precio si está satisfecho con el servicio, cambia si el servicio es de baja calidad. Por el contrario, un buen servicio cambia la vida de las personas. Por eso la competición no puede basarse en los precios, sino en la calidad de los servicios, como veremos dentro de poco”.

En esta perspectiva, nuestro Grupo está trabajando para brindarles a sus usuarios unos servicios novedosos a la altura de las nuevas tecnologías. Una finalidad que ha llevado a nuestra empresa a poner en marcha una nueva línea de negocio (e-Solutions) separando así el producto de la gama de soluciones que podemos ofrecerles a nuestros clientes, tanto empresas como particulares, creando valor añadido. “Básicamente, aclaró Francesco Starace, “hoy el modelo de negocio de Enel se basa en la demanda de servicios energéticos (demand energy services)”.

Un planteamiento que vale tanto para Europa como para el resto de los países en que actúa nuestra empresa: “Innovación y nuevos clientes pueden llegar de todos los países del mundo. Por ejemplo, en América Latina – concluyó nuestro Consejero Delegado – muchísimas personas no tienen acceso a la electricidad y, en el mundo, hay todavía más de mil millones de personas sin acceso a la energía y que, para nosotros representan tanto clientes potenciales como un aliciente para innovar. Las empresas están cambiando rápidamente y nosotros estamos listos para aprovechar todo tipo de input que llegue de los nuevos mercados. Nuestra visión Open Power es lo que le da energía a nuestra empresa”.

Sigue el discurso del CEO de Enel, Francesco Starace, en el Future Energy Summit de Londres.