Las tendencias principales, los riesgos emergentes, las actividades de fomento de la participación de las partes interesadas y la estrategia de Enel permiten establecer la matriz de prioridades de Enel (en inglés materiality analysis). La matriz, establecida según los principios de los más difundidos estándares internacionales, como el Global Reporting Initiative (GRI), representa las prioridades de las temáticas de mayor interés para las partes interesadas, combinándolas con la estrategia industrial y las prioridades de acción del Grupo.

Para responder de forma sostenible y flexible a ese marco de referencia, el modelo de negocios de Enel se funda en un Plan Estratégico vertebrado según cuatro ejes principales considerados tanto desde el punto de vista industrial como desde el de los temas ESG (sigla inglesa de Environmental, Social and Governance: Medioambiental, Social y de Gobernanza). A dichos ejes se acompañan la digitalización y la atención al cliente como estímulo para promover aún más crecimiento y eficiencia.