My Best Failure: el valor del error

Publicado el viernes, 4 de marzo de 2016

“My Best Failure encarna el espíritu de Open Power. Ir en busca de productos y nuevas soluciones significa correr el riesgo de equivocarse, tener el valor para discurrir por nuevos derroteros.”

– Ernesto Ciorra, Director Innovación y Sostenibilidad de Enel

Cuando el error sirve para el éxito

Revolucionar los procesos para gestionar el inventario, planeándolos cuidadosamente, y luego descubrir que los colegas con mayor experiencia ya habían encontrado soluciones mucho más eficaces a la espera de ser ejecutadas. Buscar nuevas ideas para proyectos de compensación ambiental, descartando una “demasiado” innovadora, sólo para verla aplicada con éxito por un competidor.

Los ejemplos de “errores de éxito” compartidos a través de My Best Failure tienen un denominador común: quien ha cometido el error lo ha aprovechado como oportunidad para aprender y para reanudar la iniciativa con mayor impulso.

El objetivo y el intento, el error y la enseñanza. La manera en que nos contamos ocasiones en las que un fracaso ha sido una oportunidad de mejora que creemos va a ser beneficiosa para el trabajo de todos es sencilla.

Premiamos a los que cometen errores

My Best Failure es una iniciativa que encarna el espíritu de Open Power. Ir en busca de productos y nuevas soluciones significa correr el riesgo de equivocarse, tener el valor para discurrir por nuevos derroteros.

Cristóbal Colón buscaba las Indias y descubrió las Américas y éste es quizás el fracaso revolucionario más exitoso de la historia. Pero hay una larga lista de objetos y herramientas comunes creados gracias al coraje de aquellos que no temieron cometer un error: los neumáticos y el celuloide, los Post-its y el mando a distancia del televisor son sólo algunos de los ejemplos más conocidos.

Mentalidad abierta, voluntad de cambio y perseverancia son las características de cada gran innovación. Por esta razón premiamos a aquellos que comparten sus fracasos sabiendo que así contribuyen a la mejora propia y de sus colegas.

De hecho, la plataforma My Best Failure hace que sea posible votar los errores que se consideran más útiles. Los autores de los primeros diez “errores de éxito” tendrán la oportunidad de colaborar con una de las startups asociadas de Enel o en una unidad del Grupo distinta de la propia como reconocimiento y estímulo a la apertura hacia la novedad y el cambio.