Resumen ejecutivo: los temas en la base de la estrategia

La próxima década se caracterizará por el rol creciente de las energías renovables y las redes digitales, la utilización de plataformas y la progresiva electrificación del consumo. Todas oportunidades que tendrá que aprovechar el Grupo Enel que enfocará su propia estrategia en la aceleración de la transición energética y en las plataformas digitales, que fortalecen los modelos tradicionales de negocio, y habilitan otros nuevos, produciendo un crecimiento sostenible y creando valor para todos: clientes, sociedades, medioambiente y accionistas.

 

Hacia 2030

En las décadas futuras, el mundo de la energía conocerá una auténtica revolución que necesitará una inversión sin precedentes a nivel mundial. Por ser líder del sector, Enel ocupa una posición privilegiada para capturar el valor que deriva de la aceleración de la transición energética, movilizando inversiones propias y de terceros por un total de 190.000 millones de euros en los próximos 10 años.

El Grupo invertirá más de 150.000 millones de euros a través del modelo de negocio tradicional ―llamado Ownership― y unos 10.000 millones de euros con el modelo de negocio ―llamado Stewardship― con el cual el Grupo cataliza inversiones de terceros a través de empresas conjuntas y cooperaciones en los sectores de las energías renovables, la fibra, el transporte eléctrico y los servicios de flexibilidad. Así se movilizarán 30.000 millones de euros más procedentes de terceras partes.

 

 

Energías renovables, storage e hidrógeno verde

 

{{item.title}}

Para 2030 el Grupo plantea triplicar su capacidad procedente de fuentes renovables y alcanzar unos 145 GW de capacidad instalada (correspondientes a una cuota de mercado global de más del 4%), de los casi 49 GW que se esperan para finales de 2020 (2,5% de cuota de mercado). Eso será posible gracias a la movilización de unos 85.000 millones de euros en el mismo periodo.

5.000 millones de euros más se invertirán en la hibridación entre fuentes renovables y storage, cuyo potencial, según algunas estimaciones, podría alcanzar casi 20 TWh para 2030.

Oportunidades significativas llegarán también del hidrógeno verde a través de la integración de electrolizadores y centrales renovables, con la finalidad de superar los 2.000 MW de capacidad en 2030.

Gracias al compromiso por la descarbonización, al final de esta década el Grupo logrará reducir en un 80% las emisiones directas de gas carbónico respecto a 2017; objetivo certificado por SBTi (Science-Based Targets initiative) en conformidad con el escenario de 1,5° (el desafío más difícil que existe actualmente).

 

Infraestructuras y redes: hacia los 90 millones de usuarios finales

{{item.title}}

Con respecto a las inversiones planificadas del modelo de negocios Ownership, se prevé que casi el 46% se destinen al negocio de Infraestructuras y Redes, y servirán para fortalecer la posición del Grupo como líder mundial por dimensiones, digitalización, calidad y resiliencia de las redes. A fines de 2030, se prevé alcanzar casi 90 millones de usuarios finales (hoy son 74 millones), todos equipados con contadores inteligentes (respecto al 60% actual). 

 

Aumento del valor del cliente en los segmentos B2C, B2B y B2G

{{item.title}}

Las demás inversiones estarán dirigidas a los clientes y a aumentar el customer value. El Grupo tendrá un rol habilitador en el proceso de electrificación brindando, junto a la oferta tradicional, servicios que van más allá de la mera oferta comercial y acelerando la trayectoria de los clientes hacia la sostenibilidad y la eficiencia energética.

En esta actividad el Grupo incluye los segmentos de B2C (Business to Customer), B2B (Business to Business) y B2G (Business to Government).

En el segmento B2C, el Grupo apunta a promover la electrificación de la base de clientes a través de una oferta integrada de energía y servicios suministrados por Enel X.

En el B2B, Enel se plantea asumir el rol de socio principal para las empresas en su recorrido hacia la sostenibilidad y la eficiencia energética. Con este propósito, además de los productos tradicionales, como los PPA, se ofrecerán nuevos servicios, como el storagedemand response y soluciones para la movilidad eléctrica.

Finalmente, en el segmento B2G, el Grupo ayudará a las ciudades a conseguir sus objetivos de descarbonización y sostenibilidad a través de la electrificación del transporte público, el alumbrado inteligente y otros servicios avanzados.

En 2030, el Grupo prevé aumentar el número de los autobuses eléctricos a más de 10.000 (12 veces más que en 2020), mientras que los puntos de alumbrado público llegarán a unos 4 millones (respecto a 2,9 millones estimados en 2020). Además, se prevé que los puntos de recarga de vehículos eléctricos lleguen a más de 4 millones (23 veces más que en 2020) y que se registre un crecimiento que triplique las soluciones de demand response, alcanzando los 20 GW aproximadamente.

 

El Plan 2021-2023

Los próximos 3 años sentarán las bases para conseguir los objetivos del Grupo para 2030.

Efectivamente, en el trienio 2021-2023, Enel prevé invertir directamente unos 40.000 millones de euros, de los cuales 38.000 en el modelo de negocio de Ownership y unos 2.000 millones en el de Stewardship, movilizando al mismo tiempo 8.000 millones de euros pertenecientes a terceros. Con respecto al Plan Estratégico anterior, se observa un crecimiento considerable de la inversión, registrando un aumento del 36%.

Enel invertirá unos 17.000 millones de euros (además de unos 3.000 millones invertidos por terceros) en energía renovable, que llevarán a una capacidad total de 68 GW en 2023 (39% más que en 2020). Es así como el Grupo prevé acelerar aún más el proceso de descarbonización aumentando la capacidad de fuentes limpias, más que compensando así el desmantelamiento de las centrales de carbón. Por consiguiente, se prevé que las emisiones de CO2 Scope 1 del Grupo disminuyan un 30% de 2020 a 2023.

El Grupo plantea invertir 16.200 millones de euros en el trienio en infraestructuras y redes: de estos, el 65% se destinará a mejoras en términos de calidad y resiliencia, casi un 23% a nuevas conexiones y un 12% a la digitalización. A fines de 2023, los usuarios finales llegarán a ser 77 millones, el 64% de los cuales estará equipado con contador inteligente.

El resto de las inversiones se destinará al negocio de los clientes, donde se plantea un aumento del customer value del 30% en el segmento B2C y del 45% en el B2B.

 

Finanzas sostenibles

El Grupo continuará con su estrategia también en el ámbito de las finanzas sostenibles. En la actualidad, las fuentes de financiación sostenible representan una tercera parte del endeudamiento bruto total del Grupo y se prevé que lleguen a un 50% en 2023 y a más del 70% en 2030, gracias a la progresiva refinanciación de emisiones vencidas y a la recolección de nuevos fondos a través de instrumentos sostenibles.

La continua optimización de la gestión financiera del Grupo conllevará un costo menor del endeudamiento.

 

EBITDA, beneficios y dividendos

Crecimiento del beneficio neto
Ganancias estimadas 2020 2021 2022 2023 CAGR 2020-2023
EBITDA ordinario (€ mil millones)
~18 18,7-19,3 19,7-20,3 20,7-21,3 +5%/+6%
Beneficio neto (€ mil millones)
5,0-5,2 5,4-5,6 5,9-6,1 6,5-6,7 +8%/+10%
Creación de valor
DPS implícito(€/acción)
0,35
0,38
0,40
0,43
~7%

A nivel de Grupo se prevé que el EBITDA ordinario se sitúe entre 20.700 y 21.300 millones de euros en 2023, con una CAGR ―Compound Annual Growth Rate― del 5%-6%, y el beneficio neto ordinario entre 6.500 y 6.700 millones de euros (con una CAGR entre 8% y 10%).

Enel estableció una política de dividendos basada en la sencillez y la previsibilidad, que garantiza a sus accionistas un dividendo por acción fijo, garantizado y creciente para los próximos tres años, que alcanzará 0,43 euros por acción en 2023 respecto a los 0,35 euros por acción previstos para 2020.

 

Documentos

Plan Estratégico 2021-2023

PDF (4.74MB) Descargar

Anexos Plan Estratégico 2021-2023

XLSX (0.38MB) Descargar