Reducción de los riesgos, la importancia de las opciones

Publicado el viernes, 17 junio 2016

Según la ONU no hay desastres "naturales", pero sólo peligros naturales. En la mayoría de los casos, la gravedad de un desastre está estrechamente relacionada con las elecciones que hacemos para nuestras vidas y el medio ambiente. Elecciones sobre cómo producimos los alimentos, cómo y dónde construimos nuestras cosas, qué tipo de políticas adoptamos, cómo funciona nuestro sistema económico. Cada acción es capaz de volvernos más vulnerables o más resistentes a los desastres.

La reducción del riesgo de desastres (Disaster Risk Reduction - DRR) tiene como objetivo contener el daño causado por los desastres naturales (terremotos, inundaciones, sequías y ciclones) a través de la llamada ética de la prevención. Un esfuerzo sistemático para analizar y reducir la exposición a riesgos con una gestión inteligente de la tierra y el medio ambiente, y una actividad de prevención y alerta más cuidadosa.

La DRR, factor clave del desarrollo sostenible, involucra a todos los sectores de la sociedad: de los gobiernos a los ciudadanos, del sector público al privado. El año pasado se llevó a cabo en Japón, en Sendai, la Tercera Conferencia Mundial de las Naciones Unidas sobre la reducción del riesgo de desastres. En esa ocasión se firmó el Sendai Framework for Disaster Risk Reduction 2015-2030: un acuerdo de 15 años, no vinculante, que reconoce el papel primordial de los Estados en la reducción de los riesgos, pero comparte las responsabilidad con las instituciones locales, el sector privado y otras partes interesadas. El acuerdo también prevé objetivos y modos de acción comunes para todos los firmantes.

Después de la Conferencia de Sendai se puso en marcha la ARISE (Private Sector Alliance for Disaster Resilient Societies), una iniciativa conjunta para crear sociedades resistentes en situación de riesgo, mediante el fortalecimiento de la colaboración entre los actores privados, públicos y otros. Para discutir la implementación del Sendai Framework, se celebró en Florencia el High Level Forum on Implementing the Sendai Framework for Disaster Risk Reduction at Local Level.

Organizado por el Gobierno italiano y el Municipio de Florencia, en colaboración con el United Nations Office for Disaster Risk Reduction (UNISDR), el United Nations Human Settlements Programme (UN-Habitat) e los United Cities and Local Governments (UCLG), el evento - celebrado en Florencia con motivo de los cincuenta años desde la inundación de 1966 - asistieron ministros, representantes de organizaciones no gubernamentales y empresas en un debate sobre el tema de la prevención de riesgos.

En representación de Enel - primera utilidad global miembro de ARISE y vice presidente de la Junta - participó del Director de la División de Infraestructura y Redes Global Livio Gallo, que ilustró el compromiso de nuestra compañía para consolidar una red de energía más eficiente y elástica tanto en situaciones ordinarias como en caso de emergencia. La digitalización, automatización y gestión remota de la red eléctrica, la inversión en un sistema eléctrico cada vez más inteligente y capacidad de gestionar las emergencias con una estructura adecuada son nuestros elementos clave para hacer que la red sea cada vez más capaz de responder eficazmente a situaciones de crisis.

Gallo también habló del Enel’s Network Resilience Project 2016, que tiene como objetivo responder a posibles situaciones de emergencia que involucren el sistema eléctrico a través del análisis de riesgo de la red, investigaciones sobre las condiciones climáticas y acuerdos con las instituciones. "En condiciones extremas, ninguna institución, ninguna empresa y ningún sujeto puede hacer frente a la adversidad solo", señala Gallo. "Por lo tanto, es necesario planificar de manera detallada la organización y colaboración entre todos los actores en el campo, para desarrollar una estrategia exitosa, y asegurar que la operatividad sea inmediata y decisiva".

La sesión fue abierta por el Alcalde de Florencia Dario Nardella, el Representante Especial del Secretario General de las Naciones Unidas para la reducción del riesgo de desastres Robert Glasser y el subsecretario italiano de la Presidencia del Consejo de Ministros Claudio De Vincenti, mientras que en el cierre intervino el Ministro de Medio Ambiente Gian Luca Galletti.