Seeding Energies, nuestra visión

Publicado el miércoles, 20 junio 2018

Una visión global y abierta en la que todas las partes interesadas (personas, clientes, accionistas, proveedores y comunidades) contribuyen a la creación de valor a largo plazo con pasión e innovación.

Seeding Energies”, cultivar las energías, es el nombre del nuevo proyecto puesto en marcha por Enel hacia un modelo de negocio que integre ambiente, colectividad, business y governance para crear una estrategia de crecimiento propia. Un modelo que promovemos, monitoreamos y del que informamos a nuestras partes interesadas a través del Balance de Sostenibilidad 2017 y del Plan de Sostenibilidad 2018-2020, junto al informe financiero y, desde este año también, la Declaración Consolidada de carácter no financiero, que publicamos conforme al Decreto Legislativo 254/16 (aplicación de la directiva europea 2014/95/EU del Parlamento Europeo y del Consejo sobre la comunicación de informaciones de carácter no financiero).

“Enel integra y combina minuciosamente todos los diversos factores: económico-financieros, ambientales, sociales y de governance. La creación de valor a largo plazo está unida estrechamente a una sólida gestión financiera del Grupo, en cuanto a la forma en la que interactuamos con el ambiente, cooperamos con las comunidades, aseguramos una cultura abierta y basada en escuchar y en incluir y promovemos un sistema de corporate governance cada vez más integrado y transparente”

– Francesco Starace, Consejero Delegado y Director General de Enel, y Patrizia Grieco, Presidenta de Enel

En 2017, el Grupo obtuvo un EBITDA ordinario de 15,6 mil millones de euros, con 63mil personas que trabajan en la empresa, un promedio de casi 64 millones de clientes, más de 2 millones de kilómetros de red y 48 millones de contadores electrónicos instalados, de los cuales 1,7 millones son de nueva generación.

Siguiendo la línea de la estrategia low carbon, el 45% de la generación es de cero emisiones, con una capacidad renovable gestionada de casi 41 GW y una capacidad total gestionada de casi 88 GW.

Los resultados obtenidos son importantes con respecto a los compromisos relacionados con los Objetivos de Desarrollo Sostenible de las Naciones Unidas (ODS): fue superado el objetivo para 2020 relativo a una educación de calidad, inclusiva y equitativa, llegando a casi 600 mil beneficiarios (ODS4); se realizaron progresos importantes respecto al acceso de energía limpia y asequible, llegando a 1,7 millones de beneficiarios (ODS7) en África, Asia y América Latina; se alcanzó el objetivo para 2020 en términos de ocupación y crecimiento económico sostenible e inclusivo, fijado en 1,5 millones de beneficiarios (ODS8); se cumplieron progresos hacia una descarbonización completa a pesar de que 2017 fue un año caracterizado por unas condiciones hidráulicas difíciles, alcanzando los 400 gCO2/kWheq, (valor total de la producción gestionada) (ODS13).   

El proyecto hacia nuevas fuentes de energía fue confirmado por el nuevo Plan Estratégico 2018-2020, con una mayor evolución y aceleración en su implementación. En el trienio 2018-2020, se prevén inversiones para el crecimiento de 14,6 mil millones de euros relacionados con la digitalización de las redes y el desarrollo de las energías renovables. Nuestro modelo de desarrollo sostenible se basa en la optimización de los activos y en la innovación, en el crecimiento a través de tecnologías y de servicios low carbon, en el compromiso e inclusión de las comunidades y de nuestras personas, en la digitalización y en la centralidad del cliente.

A nivel operativo, la estrategia se traduce en objetivos específicos: en 2020, la capacidad gestionada renovable será de casi 48 GW, reduciendo la termoeléctrica a casi 39 GW. En consecuencia, el 55% de la producción de nuestra energía será de cero emisiones, con el objetivo específico de reducción de las emisiones de CO2 inferior a 350 g CO2 por cada kilovatio-hora producido (kWheq). Con relación al medio ambiente, hemos confirmado los objetivos de reducir en un 30% las emisiones especificas de SO2 y de NOx junto a una reducción del 70% de partículas antes de 2020, respecto a los valores relativos 2010 (ODS13). Al mismo tiempo, promovemos el crecimiento económico y social de las comunidades locales en las que estamos presentes, confirmando y reforzando el compromiso público asumido respecto a tres de los 17 ODS: 800mil beneficiarios de una educación de calidad antes de 2020, duplicando así el objetivo anterior de 400 mil beneficiarios (ODS4); 3 millones de beneficiarios de energía limpia y asequible antes de 2020, especialmente en África, Asia y Sudamérica (ODG7); 3 millones de beneficiarios de trabajo digno y crecimiento económico, inclusivo y sostenible antes de 2020, duplicando el objetivo actual de 1,5 millones de beneficiarios (ODG8).

Un plan caracterizado por tener todos los aspectos de la energía del futuro: eficiencia, flexibilidad, digitalización, desarrollo de la movilidad eléctrica, integración de las renovables, y también un nuevo rol de los clientes como protagonistas conscientes y exigentes.

Nuestra estrategia de sostenibilidad promueve los 17 ODS de las Naciones Unidas a lo largo de toda la cadena del valor, uniendo negocios maduros con actividades a iniciar.

“Después de la Agenda 2030, para el mundo empresarial ya nada es como antes. Las compañías que deseen apuntar al futuro asegurándose un éxito que dure en el tiempo, son aquellas que usen los temas de sostenibilidad como guía para su propia estrategia”

– Andrea Valcalda, Head of Sustainability de Enel

Gracias al análisis de las prioridades (materiality analysis) identificamos y evaluamos los temas prioritarios para todas las partes interesadas, para luego verificar su “alineación” (o “desalineación”) con la estrategia empresarial. Con el paso de los años, el proceso de análisis de las prioridades se ha ido actualizando para alinearse con los mejores estándares y para anticipar las tendencias. En 2017 fue posible incluir en el análisis 202 iniciativas, 16 países y 40 sociedades.  

Al comienzo de cada capítulo del Balance de Sostenibilidad hemos incluido un dashboard con los objetivos de la empresa en el período 2017-2019, los resultados de 2017 y el nuevo plan 2018-2020. Una ficha de sostenibilidad sintética que muestra el valor creado por la empresa y los proyectos del próximo trienio.

“Los dashboards permiten tener una visión clara y sintética de las acciones realizadas, por medio de la identificación de tags ESGIT (Environmental, Social, Governance, Industrial, Technological) específicos, para crear valor sostenible y progreso a largo plazo”

– Giulia Genuardi, Head of Sustainability Planning and Performance Management, Innovation and Sustainability de Enel

Todo ello guiado por un proceso de información que se alinea con las directrices establecidas en el GRI Standards, por los principios de accountability, por el Global Compact de las Naciones Unidas y por los principales índices de sostenibilidad. Un compromiso reconocido también por la comunidad financiera, que presta cada vez mayor atención a los temas ESG. Hasta el 31 de diciembre 2017, los inversores socialmente responsables fueron más del 8,6% del capital social.