El agua para la energía, la energía para el agua

Publicado el jueves, 4 octubre 2018

El agua es el recurso más preciado que existe y en el futuro será cada vez más valiosa por el crecimiento demográfico y los cambios climáticos. Uno de los sectores industriales que más agua necesita es el de la generación de energía, y por eso se realizan numerosas investigaciones para poder reducir los consumos hídricos optimizando la eficiencia.

Entre estas iniciativas destaca Matching (Materials & Technologies for Performance Improvement of Cooling Systems performance in Power Plants), que se ocupa precisamente de instalaciones termoeléctricas y geotérmicas con soluciones innovadoras: técnicas láser, nanotecnologías y materiales nuevos para la gestión y el tratamiento del agua.

El proyecto, financiado por la Unión Europea en el ámbito del programa Horizon 2020, pertenece a un consorcio formado por 16 socios y 12 stakeholders de seis países europeos (Italia, Bélgica, España, Países Bajos, Francia y Dinamarca), entre las que hay empresas de energía, institutos de investigación y proveedores de tecnologías y servicios.

El Grupo Enel, que coordina el proyecto a traves de Global Thermal Generation, está presente junto a tres asociados (Enel Produzione, EGP y Endesa) y gestiona dos de las siete plantas piloto: la central geotérmica de Nuova San Martino (Italia) y la central termoeléctrica de Torrevaldaliga Nord (Italia).

Para hacer balance de la situación y para difundir Matching, Enel organizó un taller en Roma los pasados 2 y 3 de octubre donde participaron exponentes de los socios que se afiliaron al proyecto, pero también personas externas activas en el ámbito de la gestión del agua.

De hecho, Enel está feliz de recibir ayuda de cualquier lugar, ya que este es el espíritu de nuestra filosofía Open Power, explicó Nicola Rossi (Responsable de Innovación de Enel Global Thermal Generation) en la apertura del convenio. Según Rossi, el proyecto Matching forma parte de un cuadro más amplio de los proyectos de Enel, donde el objetivo de la innovación es la sostenibilidad: dos valores que van de la mano con nuestro concepto de “innovability”. Rossi también describió las dos vías de innovación dentro de la gestión del agua como recurso en las plantas de generación termoeléctrica: por un lado, la reducción de los consumos para optimizar el equilibrio entre la necesidad y la disponibilidad; por el otro, la evolución de las normativas en materia ambiental. Pero junto al aspecto ambiental se encuentra el económico: una mayor eficiencia requiere también mayor competitividad.

Cristiana La Marca, Responsable de Ambiente, HSEQ Enel, se concentró en los aspectos ambientales al recordar el compromiso explícito de Enel en el uso eficiente de los recursos hídricos, especialmente en las áreas sometidas a carencias o emergencias. La Marca ratificó la existencia de un doble vínculo entre energía y agua: la energía, sobre todo la generación eléctrica, necesita del agua, pero a su vez la gestión del agua necesita de la energía. La Marca destacó la importancia de que la utilización del recurso sea compatible con la salvaguardia de la biodiversidad y la circularidad, que es otro baluarte de nuestra estrategia: recuperar o reutilizar el agua es una herramienta de desarrollo y de tutela del ambiente y de las comunidades en las que trabajamos.

Se desperdicia demasiada agua en el mundo, también en los países más avanzados, afirmó Loic Charpentier, Office and Policy Assistant de Water Supply and Sanitation Technology Platform (WssTp), la plataforma europea dedicada a la investigación y el desarrollo tecnológico en el sector hídrico. El objetivo general de la asociación es uno de los fines específicos de Matching: lograr que en el 2030 no se corra el riesgo de una crisis hídrica. Charpentier explicó la necesidad de una visión en continua evolución para seguir afrontando nuevos retos –como el cambio climático– y también para valorizar las oportunidades que la tecnología facilita.

En cambio, Tom Alley, Responsable del sector Generación del Electric Power Research Institute (EPRI) estadounidense, resaltó los aspectos tecnológicos y económicos: el objetivo no es solo ahorrar agua, sino también hacerlo de una manera económicamente sostenible, sobre todo durante la fase en que las plantas de generación termoeléctrica están sometidas a fuertes presiones. Alley recordó, además, que la gestión del agua no es solamente una cuestión global, por lo que es necesario afrontarla a nivel internacional; de hecho, su eslogan es “colaboración, colaboración, colaboración”.

Y es que el proyecto Matching se inspira en la colaboración internacional, y precisamente el evento de Roma se cerró con un debate colectivo: una mesa redonda, moderada por Daniela Galla (Program Manager de Matching para Enel), en la que participaron representantes del Grupo Enel (EGP y Endesa) junto a otros socios del proyecto (el centro de investigación italiano CNR, el instituto de investigación belga Vito, el instituto tecnológico danés DTI) y otras empresas (como la francesa Engie). Porque todo el mundo de la energía se compromete en beneficio del agua: un ejemplo de Open Power para la innovability.