La cadena de bloques, una revolución permanente

La cadena de bloques, una revolución permanente

Qué es y cómo funciona la tecnología que podría cambiar la industria de la energía. Lo hablaron en Santiago de Chile los participantes en la nueva cita de #EnelFocusOn, entre los cuales el experto Joel Comm

“El futuro es espacio”, escribió el gran poeta chileno Pablo Neruda, “espacio color de tierra/color de nube/color de agua, de aire/espacio negro para muchos sueños”. Y raras veces el futuro nos ha ofrecido tanto espacio para soñar e imaginar cómo podrá cambiar nuestro mundo como lo hace ahora la blockchain (cadena de bloques). Una palabra que, aunque para muchos todavía no tiene sentido, muy pronto va a entrar en nuestras vidas. Fue elegida, precisamente por eso, como tema del nuevo encuentro de #EnelFocusOn, nuestra serie de conferencias itinerantes dedicadas al futuro y a las nuevas tecnologías, que ha llegado ya a su sexta edición tras los de Roma, Londres, San Francisco, Nueva York y Madrid.

Esta vez la ciudad elegida fue Santiago de Chile, en cuyo centro cultural del Palacio de La Moneda, en el complejo del palacio presidencial, se celebró el #EnelFocusOn. En el centro del debate, que introdujo el Director de la Comunicación de Enel Ryan O’Keeffe, estuvieron las posibles aplicaciones de la cadena de bloques en el sector energético. Moderó el debate y contestó a las preguntas de los participantes europeos y latinoamericanos Joel Comm, autor de bestsellers como Twitter Power 3.0, experto de marketing y web y sobre todo futurólogo que acierta en sus previsiones, hasta el punto de que creó su primer sitio Internet en 1995, cuando Google todavía se tenía que inventar, lo que solo ocurriría tres años después.

 

Una tecnología revolucionaria

¿Qué es y cómo funciona la cadena de bloques? Es una tecnología que “se encuentra en algún sitio en la nube”, explicó Comm, y que permite registrar y guardar un registro infinito de transacciones, llamadas bloques, cuya autenticidad es comprobada por ordenadores terceros que envían independiente y contemporáneamente la solución correcta a cálculos complejos. Ese registro es público, inmutable, totalmente transparente e imposible de manipular, características por las cuales el organismo que se encarga del mercado del oro en Londres lo considera como la solución ideal para garantizar la trazabilidad de los lingotes y luchar contra el blanqueo.

Las implicaciones de esta tecnología son potencialmente infinitas, todas por descubrir o inventar y, en su mayoría, están destinadas a mejorar nuestra vida. Pero ¿cómo? Somos nosotros quienes lo vamos a decidir. “Si existe una certeza en el mundo de la evolución tecnológica – dijo Comm – es que todo está destinado a cambiar. La revolución siempre está a la vuelta de la esquina y representa un riesgo para todas las empresas. La cadena de bloques no es el aspecto más novedoso de esta revolución permanente. Al contrario, estoy seguro de que llegará a ser la tecnología más revolucionaria que hayamos experimentado en nuestras vidas. Tendrá un impacto en todas las cosas: la actividad de los bancos, todas las formas de pago y transacción financiera, nuestra forma de votar, la educación, nuestra historia de crédito, los seguros, los archivos gubernamentales, los contratos comerciales, la venta al por menor, la salud. Y por supuesto la energía.”

 

Enel y el consorcio Enerchain

“No es casualidad que hayamos decidido de desarrollar nuestras competencias internas para crear un grupo de innovación sobre la cadena de bloques”, comentó Marco Gazzino, Head of Partnerships and Innovation Intelligence de Enel, que seguía el #EnelFocusOn en directo por streaming desde Italia. “Para nosotros es una manera de estudiar esta tecnología y entrar en contacto con el saber hacer externo a la empresa, con las startups y los innovadores, porque pretendemos desempeñar un papel activo en el aprovechamiento de todas las potencialidades que brinda. Con tal fin, también creamos Enerchain, un consorcio que reúne empresas eléctricas y sociedades de trading energético, permitiendo que todos realicen intercambios seguros y sostenibles. Además, en octubre del año pasado, Enel llevó a cabo la primera transacción de energía fuera del mercado tradicional.”

Endesa, sociedad española controlada por Enel, y Gas Natural Fenosa se han convertido en las primeras compañías de la península ibérica en realizar una operación de compraventa de energía empleando la tecnología blockchain (cadena de bloques), por un volumen total de 5,95 GWh de gas natural.

El pasado 30 de enero, siguiendo la línea trazada por las actividades de las Open Innovation Community de Enel, en el Auditorio de la via Mantova en Roma, albergamos una conferencia sobre la blockchain, en la que participaron expertos del sector, ponentes de renombre internacional y representantes de otras empresas eléctricas.

 

El espacio negro del futuro

En su ponencia, Comm propuso el ejemplo de una plataforma australiana basada en la tecnología blockchain que permite el intercambio de energía renovable entre productores (tanto particulares como empresas) y consumidores, poniendo a estos últimos en condiciones de comprar energía por adelantado en relación a sus necesidades y de almacenarla en un auténtico acumulador virtual. Una especie de “Amazon de la energía”, como la define Comm, capaz de reducir drásticamente los gastos de transporte y transacción y, por consiguiente, el coste global de la energía.

“En el sector energético, como también en muchos otros, hay dos maneras de abordar la cadena de bloques: aceptarla, hacerla propia y aprovecharla para hacer más eficiente todo el sistema, reducir los precios y mejorar la calidad de los servicios a los clientes, o bien, por el contrario, rechazarla, ignorarla y seguir actuando como si nada hubiera pasado. Pero hay algo que seguro que no puedes hacer: frenarla”. Esta fue la advertencia que lanzó Comm al terminar su ponencia en el foro de Santiago.

“La tecnología ya existe, está en algún lugar de la web, y es algo con lo que antes o después todos tendremos que confrontarnos. Enel, sabiamente, decidió reconocer su importancia desde el comienzo, aceptarla y estudiarla a fondo para aprovecharla mejor. No sabemos dónde nos llevará todo eso, pero sí sabemos que vamos por el buen camino.” El camino hacia aquel gran espacio negro que para Neruda representa el futuro y que solo espera que lo llenemos con nuestra imaginación.

Questo sito si avvale di cookie analytics e di profilazione, propri e di terzi, per inviarti pubblicità in linea con le tue preferenze. Chiudendo questo banner, scorrendo questa pagina, cliccando su un link o proseguendo la navigazione in altra maniera, acconsenti all’uso dei cookie. Se vuoi saperne di più o negare il consenso a tutti o ad alcuni cookie, consulta la cookie policy. Accetta e chiudi