El "concierto" de las renovables, innovación necesaria

Publicado el viernes, 12 de febrero de 2016

“Stillwater es la primera planta de este tipo en el mundo porque integra en un único sitio geotermia, solar fotovoltaico y solar térmico”

La unión produce eficiencia y sostenibilidad

Stillwater es la primera planta de este tipo en el mundo. Integra 26,4 MW de energía solar fotovoltaica (el campo se completó en 2012), 2 MW de energía solar térmica (planta construida en 2014) y 33 MW de capacidad de la central geotérmica original.

Hemos combinado en un solo sitio de la capacidad de generación continua de la geotermia de ciclo binario de medio-entalpía con la del pico de la solar. Esta hibridación nos permite responder más eficientemente a las necesidades de energía de los residentes del Condado de Churchill, los destinatarios de la energía generada por la planta.

Combinar diferentes tecnologías renovables en el mismo sitio también nos permite utilizar la misma infraestructura, tales como las líneas de distribución eléctrica, y de este modo reducir aún más el impacto ambiental.

“La Geothermal Energy Association (GEA) de los Estados Unidos considera la planta híbrida "un hito fundamental para el sector de las energías renovables"”

Una esperanza de Oscar

El gobierno de Estados Unidos ha reconocido a la planta de Stillwater como un ejemplo y una esperanza para el desarrollo de fuentes renovables en el país mediante su inclusión en en 2012 en el Recovery Act.

La Geothermal Energy Association (GEA) de los Estados Unidos considera la planta híbrida "un hito importante para el sector de las energías renovables", y "un punto de referencia para la innovación y la investigación que está impulsando el futuro del sector geotérmico".

Stillwater en 2015 recibió el premio GEA Honors, el Oscar de la energía geotérmica en los EE.UU., por cuarta vez consecutiva en reconocimiento de la evolución tecnología que está caracterizando su desarrollo.