La confianza que ayuda el desarrollo

Publicado el domingo, 24 de abril de 2016

“En Brasil los robos de energía y las pérdidas de la red son un fenómeno significativo donde la propagación de fenómenos de violencia y delincuencia están volviendo difícil incluso el el mantenimiento rutinario de la red la electricidad.”

El proyecto Reta Velha

El enfoque integrado del proyecto Reta Velha combina operaciones de tipo técnico y acciones sociales para beneficiar a las comunidades que habitan en la zona de la que toma su nombre, un barrio situado en Itaboraí, en el área metropolitana de Río de Janeiro, hogar de cerca de 5.300 personas y que en 2013 registraba una tasa de pérdidas de la red de 73,4%.

Hemos lanzado el proyecto en 2014, comenzando con el mapeo de la zona y el relativo análisis de los riesgos, identificando tanto las áreas más críticas como las zonas de mayor agregación: escuelas, hospitales e iglesias.

“Reta Velha ha traído beneficios económicos para la comunidad del barrio y la reducción de 66 puntos porcentuales en la tasa de pérdidas de la red, que en 2014 descendió al 7,4%, uno de los valores más bajos de región.”

Para ampliar las posibilidades de contacto directo con las comunidades hemos involucrado a una ONG local, especializada en proyectos en áreas de conflictos políticos y sociales, y habilitado una oficina móvil para encontrar a los clientes del territorio, conocer y responder a sus necesidades específicas.

Entre las acciones sociales emprendidas hemos incluido iniciativas como la sustitución de electrodomésticos viejos con aparatos nuevos con menor consumo de energía.

Conciencia y colaboración

Sólo un año después de su lanzamiento, Reta Velha ya ha traído beneficios económicos para la comunidad del barrio y la reducción de 66 puntos porcentuales en la tasa de pérdidas de la red, que en 2014 descendió al 7,4%, uno de los valores más bajos de región.

Ayudamos a la comunidad de Reta Velha a que se vuelva más consciente de los beneficios relacionados con la eficiencia energética y por lo tanto con los beneficios de la mejora de la red de distribución.

La confianza y la cooperación han abierto la posibilidad de que nuestros técnicos intervengan de manera eficaz para instalar los medidores y poder empezar la facturación electrónica.

Gracias a un acuerdo con el gobierno, también hemos introducido una tarifa reducida para los residentes en la zona por un período de dos años, ofreciendo descuentos en aumento a medida que se alcanzan determinados umbrales de facturación electrónica y planeando la inversión de iniciativas para la comunidad de una parte de lo recuperado por la reducción de las pérdidas.