Una manera revolucionaria de compartir. Entrevista con Mark Kramer

Publicado el martes, 25 de octubre de 2016

“Creación de valor compartido es la búsqueda de oportunidades de negocio mientras se resuelven problemas sociales, persiguiendo el éxito financiero de una manera que cree beneficios para la sociedad”

– Mark Kramer

Embajador global de desarrollo sostenible

A través de su trabajo con la FSG, Kramer conoce y dialoga con empresas, gobiernos e instituciones internacionales.

La riqueza de la experiencia que acumula se vuelven objeto de estudios, publicaciones y conferencias en la Harvard Kennedy School y la Harvard Business School.

El papel de "embajador global" de un modelo de negocio sostenible se lo gano en el campo, haciendo la misma pregunta incómoda a CEOs, líderes del gobierno y ciudadanos. Y encontrando una respuesta única que está cambiando la forma de hacer negocios.

“¿Se pueden obtener beneficios sin dejar de lado el bienestar del consumidor, el agotamiento de los recursos naturales, las dificultades económicas de las comunidades locales?”

Cambio de mentalidad

El artículo de 2011 "Creating Shared Value", escrito por Kramer para la Harvard Business Review con Michael E. Porter, comenzaba con una declaración directa y casi brutal "El sistema capitalista está en estado de sitio."

El artículo fue el resultado de un trabajo iniciado hace 15 años. Una verdadera alarma para las grandes empresas globales que los dos profesores a menudo consideraban atrapadas en modelos de negocio obsoletos y visiones a corto plazo.

Conciliar bien común y beneficio no es una misión imposible, sino el resultado de un cambio de mentalidad.

“Las empresas tienen que dejar de pensar que los problemas sociales son factores marginales para el negocio, que compiten a las ONG, fundaciones de caridad o relegados a la Responsabilidad Social Empresarial”

– Mark Kramer

Los ejemplos que el padre de CSV relata giran todos en torno a la idea simple pero revolucionaria de buscar oportunidades de negocio mientras se resuelven problemas sociales.

El negocio al servicio del bien común 

Los problemas y necesidades que caracterizan a la sociedad contemporánea que nace de la interrelación de múltiples factores y son la suma de las acciones de muchos actores que a menudo se conciben a sí mismos aislados de su entorno.

“La interdependencia entre el éxito de la empresa y el de la sociedad es un hecho”

– Mark Kramer

Para Kramer el desarrollo sostenible se basa en "la comprensión de cuáles son los problemas sociales y dónde las empresas tienen experiencia y recursos que puedan poner en marcha para resolver realizando un modelo de negocio rentable e innovador."

"Las soluciones puestas en marcha en las últimas décadas para resolver los problemas sociales no han funcionado. Instituciones y políticas a menudo se paralizan por divisiones ideológicas".

Protección del medio ambiente, lucha contra la pobreza, acceso a la educación, hambre son necesidades que permanecen. "Tenemos que empezar a darnos cuenta de que las empresas tienen mucho más impacto en los problemas sociales respecto a fundaciones benéficas y ONGs".

Cuando el problema se convierte en una oportunidad

La estrecha relación entre progreso social y éxito del negocio es cada vez más clara. Para el negocio es una nueva oportunidad, no un problema.

Para Kramer "Enel es un caso muy interesante para estudiar. Un ejemplo de CSV por el esfuerzo realizado en el desarrollo de las renovables, sus ideas sobre la movilidad eléctrica, las redes inteligentes, la digitalización: todas cosas que pueden cambiar radicalmente la forma de usar la energía en el mundo".

“Gracias a la Creación de Valor Compartido hoy generamos el 45% de nuestra energía a partir de fuentes renovables y carbono-neutral, mientras que se evita cada año la emisión de 92 millones de toneladas de CO2”

Producimos y vendemos energía beneficiándonos de este nuestro negocio y garantizando al mismo tiempo el libre acceso a la electricidad a cientos de miles de personas en todo el mundo.

Colaboramos con ONG e instituciones públicas para que nuestra presencia no se limite a la producción de energía limpia, sino también se convierta en una oportunidad para la educación, el empleo, la salud y el desarrollo.

Para nosotros crear valor compartido significa estar abiertos a cambiar con el fin de convertirnos en protagonistas y trabajar todos los días para descubrir nuevos caminos que sirvan a construir un desarrollo sostenible para el bien de todos.