Energías renovables para renovar a Europa

Publicado el viernes, 10 de noviembre de 2017

“Así es cómo estamos descarbonizando la producción de energía, hoy la tecnología nos permite hacer lo mismo en otros sectores, como el transporte, que representa la cuarta parte de las emisiones de CO2 en Europa y una parte relevante de las importaciones energéticas de combustibles”

– Francesco Starace, Consejero Delegado y Director General de Enel

La movilidad eléctrica, puso de manifiesto el Consejero Delegado de Enel, representa una preciosa oportunidad para la industria: también el sector privado tendrá que esforzarse por realizar las infraestructuras necesarias para favorecer el desarrollo de una movilidad de emisiones reducidas. Al mismo tiempo, para una eficaz política de lucha al cambio climático, hace falta una estrategia fuerte para mejorar la eficiencia energética de los edificios. Efectivamente, la innovación y las nuevas tecnologías permiten hoy descarbonizar diferentes usos de la energía, de la cocina a los sistemas de calefacción.

 

Realizar desde abajo una Europa de cero emisiones

Para llevar a cabo este proceso, el legislador comunitario tiene que hacer prueba de valor y plantearse objetivos ambiciosos. En Europa ya se han llevado a cabo varias experiencias exitosas en el marco de las políticas para sostener las energías renovables y la eficiencia. “Eso demuestra que las personas saben mejor que sus legisladores cuáles son los beneficios que pueden sacarse de las iniciativas de descarbonización” finalizó nuestro Consejero delegado.

Para lograrlo no se necesitan grandes inversiones, sino objetivos precisos, reglas claras e acciones determinadas. Una estrategia que involucre desde abajo a todos los ciudadanos europeos y los convierta en protagonistas de la lucha al cambio climático. Un desafío enorme que ya no se puede aplazar y que se puede ganar a través de una política hecha de grandes decisiones y pequeños pasos que, a escala mundial, pueden marcar la diferencia.