Los 200 años de la geotermia, un hallazgo completamente italiano

Publicado el viernes, 18 de mayo de 2018

“Han pasado ya 200 años, pero esta elegante señora mayor que es la geotermia mantiene un espíritu joven gracias a su constante compromiso con la innovación y la sostenibilidad. La excelencia tecnológica del sector geotérmico permite recorrer los caminos de la innovación y optimizar de forma constante la actividad en todos los frentes, de la eficiencia de las instalaciones a los procesos de digitalización y a la inserción medioambiental”

– Massimo Montemaggi, Responsable de Geotermia de Enel Green Power

Nuestro logro más reciente en este sector es la planta de Cerro Pabellón, en Chile. Se trata de la primera central geotérmica de América latina y la que está situada a la mayor altitud en el mundo. Fue inaugurada en 2017 en Ollagüe, en el altiplano andino, está equipada con las tecnologías más avanzada y se integrará con instalaciones eólicas y fotovoltaicas. Así llegará a ser el corazón de una red de distribución autónoma y autosuficiente gracias también a dispositivos de almacenamiento avanzados.

La combinación de la energía geotérmica con otras fuentes renovables es una de las características de la innovación según Enel Green Power. La planta de Stillwater, en Nevada, es la primera del mundo en juntar tres tecnologías distintas: geotermia, solar térmica y fotovoltaica – la energía del sol y la de la tierra. De esta forma, aumenta la energía eléctrica que se produce pero al mismo tiempo no aumentan las infraestructuras y se reduce aún más el impacto ambiental.

En Estados Unidos, concretamente en el estado de Utah, la integración tecnológica es aún más fuerte. La instalación geotérmica de Cove Fort aprovecha la potencia de un generador hidroeléctrico que utiliza el agua del pozo geotérmico y contribuye a estabilizarlo, además de aumentar la producción.

También es una tecnología integrada la que introdujimos en la región de origen de la geotermia. En Castelnuovo Val di Cecina, en la Toscana, realizamos un complejo de estas características único en el mundo, juntando una instalación de biomasas a la central geotérmica Cornia 2. La biomasa, procedente de los bosques de los alrededores (a no más de 70 kilómetros de la central) se utiliza para sobrecalentar el vapor geotérmico con el fin de aumentar la potencia general de la instalación.

Pasado y futuro

Es precisamente a la cuna de la geotermia donde volvimos para festejar su doscientos años. Junto al CNR organizamos un evento de dos días, el 7 y el 8 de mayo, para celebrar el aniversario y profundizar en el tema de la geotermia sostenible: una conferencia en Pisa y una visita organizada a Larderello.

Esta doble cita pone de manifiesto la importancia de mirar al mismo tiempo hacia el pasado y hacia el futuro. Una forma de recordar dignamente la empresa pionera de Larderel pero también de promover el desarrollo ulterior de la geotermia: dos siglos de historia y un futuro de sostenibilidad.