Los principios que sostienen nuestro trabajo

Un sistema ético sólido, dinámico y siempre orientado a incorporar las mejores prácticas a nivel nacional e internacional es el elemento fundacional del sistema de valores de Enel, que sostiene tanto las actividades operativas de la Empresa como sus relaciones con todos sus stakeholders.

 

Código Ético

Desde 2002, Enel ha adoptado el Código Ético, que expresa los compromisos éticos y las responsabilidades en la gestión de los negocios, regulando y normalizando el comportamiento corporativo sobre normas de máxima transparencia y equidad hacia todos los stakeholders. El Código Ético es válido tanto en Italia como en el extranjero, teniendo en cuenta la diversidad cultural, social y económica de los distintos países en los que Enel opera.

 

Plan de Tolerancia Cero con la Corrupción

El Plan de Tolerancia Cero con la Corrupción, adoptado en 2006, confirma el compromiso del Grupo de garantizar condiciones de equidad y transparencia en el desarrollo de los negocios y las actividades corporativas.
Todas las estructuras organizativas son responsables, para las partes que les competen, de un proceso eficaz de gestión de riesgos mediante el establecimiento de sistemas adecuados de control y seguimiento.

 

Política de Derechos Humanos

Desde 2013, el Consejo de Administración de Enel ha adoptado una Política dedicada a la cuestión de los derechos humanos, actualizada en 2021, que refuerza y profundiza los compromisos ya consagrados por el Código Ético, por el Plan de Tolerancia Cero con la Corrupción y por los Modelos de Prevención de Riesgos Relacionados con la Responsabilidad Penal Corporativa.
La Política identifica 12 principios relacionados con dos macrotemas: las prácticas laborales y las relaciones con las comunidades y sociedades, llamando la atención sobre cómo la degradación del medioambiente y el cambio climático están interrelacionados con los derechos humanos, ya que la aplicación de medidas para mitigar sus efectos no puede tener lugar sin tener en cuenta su impacto social.

 

Enel Global Compliance Program

El «Enel Global Compliance Program» es una herramienta de gobernanza destinada a fortalecer el compromiso ético y profesional del Grupo para prevenir, fuera de Italia, la comisión de delitos de los que pueda derivarse responsabilidad penal corporativa y los riesgos de reputación asociados.
El EGCP se aplica en las empresas no italianas del Grupo, integrando, donde existan, los Programas de Cumplimiento adoptados por las mismas empresas, también en cumplimiento de la legislación local.

 

Modelo de organización y gestión (según D. Leg. 231/01)

El Decreto Legislativo del 8 de junio de 2001 introdujo en el ordenamiento jurídico italiano un régimen de responsabilidad administrativa (pero penal de facto) para las empresas, por determinados tipos de delitos cometidos por sus administradores, directivos o empleados en interés o beneficio de dichas empresas. Enel ha sido la primera empresa en Italia que ha adoptado un modelo de organización y gestión que cumple los requisitos del Decreto Legislativo n.º 231/01 (Modelo 231) ya en 2002, desde entonces se actualiza constantemente en función del marco normativo y del contexto organizativo actual.